Un grupo de trabajadores despedidos de una empresa que fabrica baterías para autos, apoyados por organizaciones de izquierda, se acercaron al acceso pero gendarmería colocó la valla de contención

Trabajadores de distintas empresas iniciaron este miércoles por la mañana un corte en el Puente Pueyrredón, para pedir el cese de despidos, en medio de un importante operativo de seguridad que incluye la instalación de la denominada “súper valla” por parte de la Gendarmería Nacional.

«Estamos acá firmes con otros compañeros despedidos de Coca Cola, Cresta Roja, Canale, y otras pymes que están en lucha. Queremos que el Estado nos escuche, basta de gente en la calle, pedimos por nuestros puestos de trabajo» le dijo a la agencia de noticias Télam Marcelo, un ex empleado de la firma Ran Bat, que fabricaba de baterías en la localidad de Burzaco y cerró sus puertas el 5 de agosto pasado.

El trabajador indicó que 35 familias «quedaron en la calle en un momento de crisis económica en la que están cerrando otras fábricas, hay despidos, suspensiones, sufrimos tarifazos y golpes al salario y las jubilaciones».

Según agregó, en la protesta que comenzó a las 7 también hay choferes de la línea 165 y representantes de movimientos sociales y partidos políticos de izquierda.

Deja un comentario
Mirá También:  Detienen a dos delincuentes que realizaron una entradera en Caballito

Artículos Relacionados

Deja un comentario