Trabajan más de 500 brigadistas en España. El fuego ya quemó 1.500 hectáreas, alcanzando ráfagas de 70 kilómetros por hora.

El incendio forestal que afecta desde el pasado sábado a la isla española de Gran Canaria ya quemó 1.500 hectáreas y aún continuaba activo, favorecido por ráfagas que alcanzaron los 70 kilómetros por hora y obligaron a evacuar a más de mil personas y a cortar tres rutas. Ángel Víctor Torres, presidente regional del archipiélago de las Canarias, en el océano Atlántico, aseguró este lunes que «la cabeza del incendio sigue sin control», mientras que «la cola está dominada parcialmente». Las llamas son combatidas por entre 500 y 600 brigadistas, junto con 13 aviones hidrantes.

«Se están intensificando los trabajos de los efectivos terrestres y aéreos en la zona del perímetro haciendo zanjas y humedeciendo la zona para intentar evitar que el fuego se propague durante la noche», agregó Torres. Por el incendio, la Guardia Civil detuvo a un vecino, de 55 años, que había estado trabajando en las inmediaciones con una máquina de soldadura, por lo que se investiga si su actividad podría haber originado en el siniestro.

Deja un comentario
Mirá También:  Los jubilados reciben aumento de impuestos

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *