Mientras la conducción del PO insiste en que Altamira y su grupo rompieron el partido, el dirigente aseguró que de la agrupación no lo sacan «ni a tiros”.

La ruptura del Partido Obrero entre la conducción -representada por Néstor Pitrola, Romina del Plá y Gabriel Solano- y el grupo liderado por Jorge Altamira y Marcelo Ramal sumó un nuevo capítulo. Si bien Altamira explicó que no sabe “exactamente qué fue lo que pasó” y que se enteró de la ruptura por “un comunicado que dice que yo me puse afuera del PO”, Solano expresó que “el problema se desató cuando el grupo que encabeza Altamira decidió desconocer lo que se votó colectivamente en diferentes congresos partidarios y proclamar una fracción pública”.

Solano, precandidato a jefe de gobierno por la Ciudad de Buenos Aires en nombre del Frente de Izquierda, manifestó que la actitud de Altamira y la fracción que lidera es similar a armar un partido propio ya que “van a hacer la campaña según sus propios términos y tener otra agenda de actividades lo cual significa romper con la unidad”. También afirmó que “la condición dentro de un partido democrático es hacer lo que se acordó y se votó. Si no, nada tiene sentido”.

Altamira, por su parte, subrayó que no sabe quién se hace responsable del comunicado emitido el 29 de junio y firmado por la conducción actual del partido ya que dijo que no tiene “ninguna información de que haya habido ninguna reunión de la conducción. No están las actas de la reunión ni la posición de cada miembro de la conducción. Es una especie de resolución anónima. Hay un sello que la avala pero los hombres y mujeres que están detrás del sello no aparecen con su posición ni su voto”. Luego destacó que él no sólo continúa dentro del PO, sino que además “no me sacan ni a tiros”, sentenció.

Mirá También:  NUEVA DISPOSICIÓN PARA EL CORTE DE PASTO

Solano retrucó que “en un momento el Partido Obrero tuvo una gestión fuertemente personalista con la conducción de Altamira pero luego la dirección pasó a ser colectiva y hay una resistencia de ese sector a admitir una realidad”.

Altamira defendió su postura de cara a las próximas elecciones, después de haber sido criticado por querer hacer campaña con la consigna «fuera Macri», con el argumento de que eso favorecería al Frente de Todos: “Es absurdo que digan que apoyamos a la fórmula Fernández- Fernández . Los que escriben eso aprendieron de mí la crítica al kirchnerismo”, dijo Altamira, y aclaró que “la posición nuestra acerca de la necesidad de votar al Frente de Izquierda y a sus aliados en estas elecciones es inconfundible y absoluta”.

Finalmente, Altamira admitió que dentro del PO tienen «diferencias sobre la caracterización política. Nosotros creemos que el país está pasando por una enorme crisis que va a estallar y que la obligación del partido es preparar, organizar y dar una orientación frente a las rebeliones populares que ya se produjeron y que van a seguir ocurriendo”, e indicó que en su opinión “los compañeros que no concuerdan con esta postura creen que lo principal es ingresar al parlamento con un diputado más”.

Mientras continúa la disputa interna, este martes se presentarán en la ciudad de La Plata los precandidatos que componen las listas bonaerenses del FIT. Estarán presentes Christian Castillo, candidato a gobernador; Mercedes Trimarchi, candidata a vicegobernadora; Néstor Pitrola, candidato a primer diputado nacional; Vilma Ripoll, candidata a senadora, y Juan Carlos Giordano, candidato a diputado nacional.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *