Los afectados no deberán pagar la factura y el municipio les perdona la tasa de alumbrado. Para Edelap, multa de 150 millones de pesos.

A apenas pocas horas de que el intendente de La Plata, Julio Garro, denunciara penalmente a Edelap por ser responsable de haber provocado «un estrago en virtud de un comportamiento negligente», tras el apagón que afectó a varios barrios platenses desde el sábado, el mismo funcionario anunció, junto al vicegobernador Daniel Salvador, en conferencia de prensa «las duras sanciones» con las que dan por resuelto el tema: una multa de 150 millones de pesos y «la obligación» de adelantar para este año las obras previstas para 2020. Lo anunciado, entonces, da por descartado el pedido de «rescisión del contrato de concesión» que el propio intendente había formulado tan sólo 24 horas antes. Para los usuarios afectados, la compensación será no pagar la factura de este mes, mientras que el municipio resignará el cobro de la tasa de alumbrado a «quienes padecieron el corte» mientras que los comerciantes de la zona Norte de La Plata «quedarán exentos del pago de tasas municipales por el período en curso».

Tras la formulación de la denuncia penal contra Edelap por parte del intendente Garro, hubo varias manifestaciones de dirigentes de oposición y de organizaciones de consumidores acusándolo de estar «sobreactuando» la reacción, ante una empresa prestadora que permanentenemente fue protegida tanto por el gobierno provincial como municipal. «Está tan protegida la empresa, que además del 800 por ciento de aumento en las tarifas que se le acordó a nivel provincial, desde febrero además los usuarios estamos pagándole una compensación por los mayores costos que tuvo debido a la devaluación del año 2018», recordó Mariano Lovelli, titular del Cepis (Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad), entidad que lideró las denuncias contra los tarifazos energéticos ante la Justicia.

Mirá También:  Críticas desde la oposición. “Es pena de muerte”

«Uno hubiera esperado que el intendente se pusiera a la cabeza de los reclamos, pero nunca lo escuché decir que el tarifazo es un saqueo, un saqueo en sí mismo porque no se corresponde con la capacidad de pago de los usuarios, sino porque además no redundó en ninguna mejora en la calidad del servicio, lo que ahora quedó demostrado», sostuvo Lovelli, quien además advirtió que «frente al hecho del apagón, la reacción de las autoridades fue pésima, sobreactuando una condena a la empresa que siempre protegieron. Estarán muy preocupados de que la gente del norte de La Plata, proclive al voto al intendente, termine dándose cuenta de qué intereses termina defendiendo el gobierno. Y no sólo el municipal, ya que la gobernadora Vidal es la que tiene la potestad tarifaria sobre Edelap».

En conferencia de prensa, Garro acusó a la oposición de pretender «hacer un uso político» del apagón que afectó a más de 20 mil hogares y comercios. Horas antes, el propio intendente había señalado en su denuncia que Edelap «ha provocado un estrago en virtud de un comportamiento negligente y por la inobservancia de los reglamentos que establecen sus obligaciones como empresa distribuidora del servicio eléctrico». Dos días antes, Garro le reclamó al organismo de control provincial, Oceba, que tomara intervención advirtiéndole que «las falencias en la prestación del servicio son exclusiva responsabilidad de la empresa concesionaria». En la misma nota, exigía que «se le aplique la máxima sanción posible que permita el contrato de concesión», anticipando que reclamaría «la rescisión del contrato con la empresa».

Mirá También:  Coronavirus: el Gobierno ultima un acuerdo para probar en el país otra vacuna china podría estar lista a fin de año

En la conferencia de prensa que ofreció este miércoles desde la Casa de Gobierno de la provincia, Garro modificó sustancialmente el tono, mientras que Daniel Salvador, vicegobernador, se convertía en la primera voz del gobierno provincial en hacerse oir tras casi 96 horas de apagón para muchos platenses. De las amenazas de rescisión de pocas horas antes, la sanción bajó a una multa de 150 millones de pesos y el adelanto de un cronograma de obras que ya resultaban retrasadas con respecto a las necesidades del servicio. Los dueños de Edelap, liderados por Rogelio Pagano, deben haber recuperado la calma, si es que en algún momento la perdieron.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *