En la paritaria docente, Educación aceptó una actualización por inflación, pero en diciembre. Los gremios exigen adelantarla.

En forma unánime, los gremios de docentes universitarios rechazaron la nueva oferta de incremento salarial presentada por el gobierno nacional. En una reunión paritaria realizada ayer en el Palacio Sarmiento, la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) mantuvo el mismo esquema salarial que había propuesto la semana pasada: 15 por ciento de aumento en tres cuotas, pero agregó la incorporación de una instancia de actualización automática (cláusula gatillo) en el mes de diciembre. Todos los gremios consideraron “insuficiente” la nueva propuesta y remarcaron que no están de acuerdo con que la cláusula gatillo se dispare recién a fin de año.

“Vemos que ha habido un avance, que está la voluntad del Gobierno en ir avanzando en la negociación, pero todavía estamos lejos de un acuerdo aceptable. No estamos de acuerdo en que la actualización sea a fin de año”, dijo el secretario general de Conadu, Carlos De Feo. “Para no seguir perdiendo salario este año, tendría que haber una cláusula gatillo que se efectivice de manera automática mes a mes, eso hoy está lejos”, advirtió la secretaria adjunta de Conadu Histórica, Claudia Baigorria.

La propuesta de la cartera que comanda Alejandro Finocchiaro mantiene los mismos montos de la última reunión, un aumento 15 por ciento en blanco dividido en tres partes: 5 por ciento en junio, 5 por ciento en agosto y 5 por ciento en octubre. Sin embargo, lo novedoso fue la inclusión de dos cláusulas gatillo de aplicación automática: una en el mes de diciembre a cobrar con los sueldos de enero de 2020 y otra en febrero de 2020 a cobrarse con el sueldo de marzo de ese mismo año. Con respecto al blanqueo de las sumas en negro, la oferta incluye el adelantamiento de un mes realizándolo en diciembre de 2019.

Mirá También:  El cadáver atado del Peugeot era de un ciudadano peruano

Para la dirigencia de la Conadu Histórica, la propuesta es inaceptable “porque es muy extendida en el tiempo y no contempla ningún incremento salarial hasta julio de este año”. “Para nosotros sigue estando muy alejado, además hay elecciones en octubre. Este gobierno no puede estar comprometiendo algo que no sabe si va a poder cumplir”, destacó Baigorria.

Desde la Conadu reconocieron que hubo “un avance en la paritaria” al incluirse la cláusula gatillo. Sin embargo, no están dispuestos a aceptarla porque consideran que la actualización automática debe ser trimestral. En cuanto al blanqueo advierten que debería implementarse un cronograma que contemple distintas cuotas y no hacerlo de una sola vez en el mes de diciembre.

La conducción de la federación Fedun destacó que “el aumento debe ser mayor y que la primera cuota debe otorgarse antes”. “Exigimos que se adelante al mes de junio la inclusión en el salario básico de los montos no remunerativos otorgados en la paritaria 2018. Diciembre está muy lejos. Pedimos que sea en septiembre”, remarcó el secretario general de la Fedun, Daniel Ricci.

Con algunas diferencias según los sindicatos, los docentes reclaman un aumento del 35 por ciento con un mecanismo de actualización automática por inflación, recuperación del salario perdido el año pasado y el blanqueo de las sumas no remunerativas.

La reunión de ayer terminó con un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles 8, a las 15. Si el conflicto continúa, los gremios docentes ya hablan de profundizar su plan de lucha, que incluye distintas medidas de fuerza: clases públicas, asambleas y paro de actividades. Por lo pronto, los docentes nucleados en Conadu anunciaron que el próximo 16 de mayo harán una marcha nacional de antorchas.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *