Grupos antiderechos hostigaron a una médica que realizó una interrupción legal del embarazo (ILE) a una menor de edad abusada en Catamarca. El grupo Somos Más Catamarca difundió el nombre y una imagen de la profesional de la salud acusándola falsamente de haber practicado “un aborto a una nena en contra de su voluntad”. Antes, cuando la intervención estaba por realizarse, los antiderechos ya habían ido a la maternidad con un patrullero para evitarla.

“Estos discursos de grupos (antiderechos) que se reproducen tienen un efecto de ser obstaculizadores a un derecho humano reconocido y consagrado, que es la interrupción legal del embarazo en determinadas circunstancias”, dijo a PáginaI12 Ana Clara Barros, abogada integrante de la Comisión de Género del Colegio de Abogados de Catamarca, que emitió un comunicado en apoyo a la profesional de la salud. “Queríamos esclarecer el marco de legalidad en el cual actuaron los profesionales de la salud de la maternidad 25 de Mayo de Catamarca”, sostuvo.

El director de la maternidad, Daniel Ovejero, dio detalles de lo ocurrido. El viernes 3 de mayo llegaron a la maternidad una niña de 15 años, embarazada por una violación, acompañada de su madre.

Ovejero detalló que a la niña le hicieron estudios psicológicos y psiquiátricos “para ver si estaba en condiciones de decidir ella la interrupción o no del embarazo o (si era) su madre quien tenía la potestad”. “En este caso específico, la menor no tenía la conciencia suficiente de la situación que estaba pasando y quien tomó la decisión fue la madre”, afirmó el director del centro de salud y agregó que la Fiscalía de Instrucción de la localidad catamarqueña había solicitado que se practicara la ILE a la niña.

Mirá También:  Monotributo: habilitan cambios de categoría

El lunes a la tarde, cuando estaba programada la ILE, un grupo de antiderechos fue a la puerta de la maternidad con un patrullero de la Policía Judicial. “Realizamos la denuncia penal, está aquí la Policía Judicial esperando que alguien dé explicaciones”, exigió Daniel Hermoso, militantes antiderechos catamarqueño”.

“El tema fue tratado con total hermetismo porque es ilegal y no querían que nos enteremos los movimientos pro vida”, planteó Hermoso”. Al día siguiente hostigaron en redes sociales a la médica que llevó adelante la práctica.

Para Barros, el mensaje de los antiderechos es “falso” e “ilegal”. “Confunde un tema de legalidad, que no se discute hace cien años, cuando se sancionó el Código Penal. Que se discuta un derecho ganado históricamente por la mujer es de terror”, sostuvo la letrada y acusó a los antiderechos de querer “obstaculizar el acceso de las personas a la ILE”.

“Nosotros nos basamos en hechos objetivos”, argumentó Ovejero y sostuvo que estaban dadas “todas las causales legales que invoca el protocolo de ILE, al cual la provincia está adherida hace mucho tiempo. Había una mala información de los grupos pro vida, porque la nena no tenía posibilidad de determinar si seguir o no con el embarazo”, aseguró.

Barros recordó que el protocolo de ILE garantiza que no se requiere autorización judicial para acceder a la práctica cuando el embarazo es producto de una violación. “La decisión de acceder a la ILE es siempre de la mujer y cuando hay una mujer que no tiene el desarrollo pleno de sus facultades, la decisión será de quien esté a cargo de ella. Esa decisión no involucra a nadie más”, remarcó.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *