Las elecciones de este año deberían tener 1.230.284 nuevos invitados a las urnas, jóvenes de entre 16 y 18 que podrían votar por primera vez. Sin embargo, muchos de ellos no figuran en los padrones. Un dato más que llamativo si se lo cruza con un informe de la consultora Query Argentina muestra que, entre los jóvenes de 16 a 29 años, el 47% votaría por la fórmula de Unidad Ciudadana, contra apenas un 17% que votaría a Macri.

Violeta nació siete días después de que Domingo Cavallo anunciara el “corralito” y diecinueve años después de que se editara la canción “Che pibe, vení, votá”. Le muestro un mensaje que acabo de recibir por whatsapp y me dice “¡Pero papá!”, con la última “a” bastante prolongada y mezclada con una improbable “e”, como los relatos de un Mariano Closs con resfrío. “Es lo que te dije que estaba pasando conmigo y con muches pibes”, me amonesta. La cadena telefónica advertía que miles de chicos y chicas de entre 16 y 18 años no figuraban en el padrón electoral. Violeta tampoco aparece. ¿Habrá muchos como ella?

Publiqué su caso en Twitter y me sorprendieron las respuestas: unos cien casos iguales en pocas horas. Pero es tan difícil encontrar cifras certeras como hacer que mi hija escuche a Raúl Porchetto. Sin embargo, hay indicios que asustan. Ella me explica que les pibes intercambian información a través de encuestas de Instagram. Si uno revisa esa red social encuentra mensajes de diferentes escuelas que denuncian que, en promedio, cuatro de cada diez jóvenes que podría ir a las urnas no aparece en los listados. El sondeo del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de La Plata eleva ese índice al 58%.

Mirá También:  Los recolectores de Jujuy ya tienen su día

Violeta tiene 17.  Hermosa edad para volver, como escribió alguna vez su tocaya chilena.

Tendrá que ir antes del viernes 24 de mayo a subsanar el olvido, el error o la maniobra (táchese lo que no corresponda) del Colegio Nacional Electoral. Para Capital Federal el trámite se realiza en Tucumán 1320. Se ingresa por una de las puertas que menos llaman la atención de todas las que tiene el Palacio a lo largo de las cuatro cuadras que lo rodean. Hay una breve escalera hacia abajo, un detector de metales, un cartel que dice “Informes” sobre una mesa y un hombre sentado en una silla. “Al fondo, a la derecha, la tercera puerta”, dice el guía. Tengo que pasar la mochila y el celular por otro detector de metales. El camino en ele termina donde aparece un consejo de la señora de los ojos vendados: “María R. Servini, juez (sí, juez) a cargo del Juzgado Federal Número 1 con competencia electoral en el distrito Capital Federal recomienda a los electores de Capital Federal que verifiquen su correcta inclusión en el padrón”.  Gracias, doña Romilda.

Espero mi turno sin número, con una señora y su hija que están por terminar la consulta. Parece que cumplieron el requisito. “DNI de la menor”, me pide uno de los que atienden. No lo llevo encima, pobre Viole, porque solo venía en consulta periodística. “Ah, con solo traer el DNI y la partida de nacimiento lo vemos, o si no puede venir ella sola, es lo mismo”, me agregan. También sugieren hacer el reclamo por internet, “es más práctico, menos lío”. Parece sencillo. Pero si es tan sencillo, ¿cómo es que hay inconvenientes?

Mirá También:  Hace 123 años nacía Perón, líder del nacionalismo burgués argentino

El derecho al voto –no obligatorio- para jóvenes mayores de 16 años rige desde los comicios legislativos de 2013. La ley 26.774 permite sufragar a los que tengan esa edad al día de la votación primaria pero también a los que tengan 15 y cumplan los 16 hasta el cuarto domingo de octubre, cuando se elige presidente. Este 2019 llega con 1.230.284 nuevos invitados a las urnas. Discriminados por distrito, la franja de 16 a 18 agrupa a unos 466.000 bonaerenses, 96.000 cordobeses, 89.000 santafesinos y unos 56.000 porteños. Esas cuatro partes del mapa electoral conforman, sumadas, la misma cantidad de votos de diferencia que Macri le sacó a Scioli el balotaje cuatro años atrás. No es moco e’ pavo, diría Beba, la Nona, bisabuela de Violeta.

Los juveniles votantes fantasmas, los que deberían estar en el padrón y no están, convocan a fantasmas peores. Desde la Justicia electoral adjudicaron las irregularidades a la falta de datos y actualizaciones por parte del Registro Nacional de las Personas, a cargo del Ministro del Interior Rogelio Frigerio. No hay solo un perjuicio cívico sino, acaso, una trampa. El informe de la consultora Query Argentina es el único en su rubro que publica resultados por franja etaria. Se realizó entre el 25 de abril y el primero de mayo, cuando todavía el duelo por el sillón de Rivadavia parecía reservado a Macri y a Cristina Fernández. Sobre 1.200 casos en todo el país, los consultados entre 16 y 29 años dan a la ex presidenta el 47% sobre el 17% de su rival. Roberto Bacman, del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), asegura que “los jóvenes siempre fueron los segmentos más refractarios hacia el voto a la derecha. Han sido los que han constituido segmentos más fuertes en la última etapa del kirchnerismo cuando se votó a Cristina en 2017 e incluso a Scioli en 2015”.

Mirá También:  Carmen Metrovich: un testimonio por la verdad

Ahí sigue Violeta, sin despegarse del celu –esa no es noticia- y avisándome a cada rato de nuevos casos como si fuera vieja cronista de esas que pasaban datos de mesas aisladas y lejanas en, para ella, la prehistoria. Entre los dos intentamos dar con precisiones: tienen que estar atentos les pibes, si no averiguan nadie les hará la corrección; para estar en el padrón hubo que haber actualizado el DNI antes de los 14 años; la inscripción en el padrón no requiere haberse anotado antes para figurar; el 29 de mayo baja la persiana y el que no reclamó ya no podrá hacerlo después. Tenemos otras precisiones más, como la conveniencia de votar bien y elegir a gobiernos que no hambreen al pueblo. Pero nosotros nunca nos metimos en política, nos pasa lo que a José María Gatica (gugleá, Viole, gugleá).

¿Querés recibir las novedades semanales de Socompa?

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *