El Presidente conmemoró el 1 de Mayo en Lanús junto a Vidal. Los actos se utilizarán para levantar la alicaída imagen de Macri.

En un nuevo intento de mostrar unidad en plena crisis, el presidente Mauricio Macri se mostró ayer en un acto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. El líder del PRO buscó de esta manera dejar atrás los rumores de un posible plan V, de Vidal presidenta, algo que le reclaman distintos sectores del establishment tras la caída de Macri en las encuestas y el recrudecimiento de la crisis económica. Luego de tomarse cuatro meses de vacaciones desde el comienzo de su mandato presidencial, Macri sostuvo ayer que hay que fortalecer en la Argentina la cultura del trabajo.

Luego de la embestida del riesgo país y el dolar, que el Gobierno considera momentáneamente contenida, las señales políticas se multiplicaron a lo largo de la semana. El lunes por la noche, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, tuiteó una foto donde se muestra uno de los encuentros de armado electoral del macrismo. En la imagen se ve que estaban cenando en el piso 20 sobre Avenida Figueroa Alcorta donde vive el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, las principales figuras del macrismo: Vidal, Larreta, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; su número dos, Sebastián García De Luca; el jefe de Gabinete, Federico Salvai; el ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín De la Torre, el vicejefe porteño Diego Santilli y el presidente primero de la Legislatura porteña y secretario general del PRO, Francisco Quintana.

Mirá También:  Pequeño alivio para los monotributistas

Se conversó sobre las fórmulas: la presidencial sigue abierta y se debilita la posibilidad de que lo acompañe Martín Lousteau, que ayer dijo: “Ni siquiera estoy en Cambiemos”; mientras que Larreta y Vidal repetirían los binomios que los llevaron a sus cargos. También se habló sobre la Convención radical, que siguen con atención ante la (por ahora baja) posibilidad de que la UCR rompa Cambiemos.

Lo dicho en la cena, en este caso, es menos importante que la foto: lo que mostraba era a las principales figuras del vidalismo y el larretismo cerrando filas con Macri que, no obstante, no estuvo presente. Fue una clara señal a los que especulan con el “Plan V”.

La siguiente llegó ayer, cuando Macri decidió conmemorar el 1 de mayo junto a Larreta y Vidal. La foto no fue casual en este contexto. Todo indica que, con la gobernadora bonaerense, los actos conjuntos se repetirán una o dos veces por semana, en un intento por levantar la imagen de Macri (o terminar de hundir la de ella). En este caso, Macri se mostró en el Centro de Monitoreo de Lanús, donde saludó a un grupo de empleados y llamó a “fortalecer la cultura del trabajo en la Argentina”, según consignó un comunicado de Presidencia.

Curiosamente, lo dijo después de haber completado este año cuatro meses de vacaciones desde el comienzo de su gestión presidencial. Su última escapada fue luego de asegurar, en un video con vecinos, que estaba sumamente preocupado por la inflación y su impacto sobre los sectores necesitados. Dicho esto, partió a un country exclusivo en Córdoba a jugar al golf.

Mirá También:  CALENDARIOS DE PAGO DEL LUNES 9 DE NOVIEMBRE

Las vacaciones presidenciales fueron ya motivo de polémica, incluso en el Senado, donde la senadora Madgalena Odarda presentó un proyecto para limitarlas a 14 días corridos. “No existe regulación normativa específica sobre el régimen de licencias anuales de quien ejerce la Presidencia de la Nación. Eso explica por qué el Presidente ya se ha tomado más de 120 días de vacaciones desde que asumió. Entendemos que debemos saldar este vacío legal”, dijo la senadora. Cuando era jefe de Gobierno, sus vacaciones también provocaron controversia, incluso judicial. Es que Macri se negó a informar los días se había tomado ante un pedido de información pública de la ONG ACIJ, que lo querelló y, tras dos fallos favorables, lo obligó a revelar el dato, que solo entregó parcialmente: en ese entonces, Macri afirmó que había que descontar los fines de semana y feriados de las cuentas que hacían sus adversarios.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *