Una grabación única de Albert Einstein fue subastada en línea por Heritage Auctions.

A pesar de lo conocido que era el científico alemán, era demasiado tímido. Aunque en esta conversación informal grabada hace más de 60 años, Einstein hizo bromas, habló sobre su amor por la música y compartió sus ideas sobre la política global.

 

Una cinta sin precedentes

Grabada en 1951 — en discos de vinilo  por la Universidad de Princeton, la conversación entre el alemán y sus amigos Jack y Frances Rosenberg nunca había estado accesible para todo el público, hasta ahora.

El producto a subastar fue una cinta con la conversación de 33 minutos. En ella, Einstein habla en inglés con un fuerte acento y los temas serios que aborda están entremezclados con risas y chistes, según la descripción de la subasta.

grabación de einstein
Cinta de audio de Albert Einstein de 1951 a subasta. Crédito: Heritage Auctions

 

El físico era conocido por su apreciación musical, y en la grabación describió un amor por Brahms, Schubert y Beethoven. Elogió una composición musical favorita: «Concierto para violín» del compositor rumano George Enescu:

«En mi juventud, no había escuchado nada mejor».

 

También lee: LISZTOMANÍA, EL PRIMER “ROCKSTAR” DE LA HISTORIA

La bomba atómica y política en la grabación de Einstein

Heritage Auctions compartió un avance de tres minutos de la grabación en su sitio web, con los pensamientos de Einstein sobre el juicio por espionaje de Julius y Ethel Rosenberg: ciudadanos estadounidenses acusados ​​en 1951 de compartir información clasificada sobre armas nucleares con la Unión Soviética.

El caso contra los Rosenberg fue controvertido, ya que los fiscales buscaron penas severas por delitos que muchos dijeron no estaban respaldados con pruebas sólidas.

En la cinta, Einstein sugirió que lo que les estaba pasando a los Rosenberg era «injusto» y que las acciones en su contra eran «imprudentes».

Los Rosenberg fueron declarados culpables y sentenciados a muerte. Fueron ejecutados en 1953.

Grabación de Einstein
Einstein en casa de su amigo Paul Ehrenfest y su hijo, 1920.

 

En la grabación completa, el científico alemán también expresó su pesar por su propio papel en llevar a los Estados Unidos hacia el desarrollo de bombas atómicas, a través de una carta que envió a Franklin D. Roosevelt en 1939.

«Creo que fue una gran desgracia. Me arrepiento mucho».

Einstein luego pensó que si Roosevelt hubiera vivido, nunca habría usado la bomba atómica.

Sin embargo, para él era bueno que los rusos hubieran desarrollado su propia bomba atómica, declarándola «mejor para el bienestar mundial» si Estados Unidos no fuera la única nación que poseía estas terribles armas.

Es probable que esta perspectiva no hubiera sido popular en Estados Unidos en esa época.

Una copia de la grabación se encuentra en la colección de Einstein en el Instituto Tecnológico de California, con el fin de su conservación histórica.

 

También lee:

¿Por qué la guerra?: cartas entre Einstein y Freud

Deja un comentario
Mirá También:  Volverte a ver: restaurar la memoria fílmica del cine mexicano

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *