El diputado nacional por La Rioja Héctor Olivares, baleado el jueves en la plaza del Congreso junto a su asesor, que murió, continuaba hoy en «estado crítico», presentó esta madrugada «una falla multiorgánica, pero sigue con soporte vital y estable, bajo asistencia mecánica respiratoria, según el parte médico dado a conocer esta mañana. Mientras tanto, en Uruguay, José «Cebolla» Navarro, detenido por el asesinato de Miguel Yadón, admitió «su participación» en el ataque, según lo confirmó el fiscal del vecino país Juan Gómez.

La última cirugía a la que fue sometido Olivares permitió el cierre de la cavidad abdominal del legislador, que sigue grave en terapia intensiva. Los datos sobre la nueva intervención a la que fue sometido Olivares fueron adelantados esta mañana por Canal 13. Los médicos consideraron «positivo» el resultado de esa operación, dentro de la gravedad del cuadro. Asimismo, se espera para esta tarde un nuevo parte médico oficialice el cuadro del legislador.

«La cirugía fue de características curativas. Fue la continuación de la primera cirugía. En este momento no hay evidencia de sangrado y lo más preocupante es la falla multiorgánica. El paciente está estable», aseguró el parte médico.

Los médicos volvieron a definir el estado del diputado como «crítico» debido a que «sigue con los reemplazos de la función de los órganos». Por lo tanto, «se lo sigue atendiendo en terapia intensiva».

Ayer, el doctor Pablo Rossini, subdirector del hospital Ramos Mejía, indicó, en el segundo parte que se dio de la salud de Olivares, que «el disparo atravesó el colon, las vías biliares, el páncreas y el hígado» del paciente.

Mirá También:  Vidal visitó en una villa a una mujer que ya había aparecido en dos spots

En cuanto a las detenciones de los atacantes, el fiscal uruguayo Juan Gómez ratificó que Juan José «Cebolla» Navarro Cádiz, que había sido arrestado en el vecino país, admitió que «participó» en el ataque que, además de la grave herida a Olivares, terminó en el fallecimiento de su asesor Miguel Yadón. Sin embargo, esa declaración no tiene validez ante la Justicia argentina 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *