El Gobierno Nacional intentó justificar esta mañana la presencia del fiscal rebelde Carlos Stornelli en un acto oficial junto al presidente Mauricio Macri. Durante una conferencia de prensa, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sostuvo que la participación del funcionario judicial –involucrado en una causa por extorsión y espionaje ilegal– en el acto por el Día del Ejército fue «algo protocolar y absolutamente normal». Según la ministra es habitual que tanto jueces como fiscales federales asistan a esa actividad.

En medio del paro nacional de la CGT de ayer, el aniversario celebrado ayer por los militares había generado expectativa ante la posibilidad de que el presidente Mauricio Macri aprovechara su discurso para hacer alguna referencia a esa medida de fuerza. Sin embargo, en sus breves 4 minutos de alocusión, Macri no hizo más que brindar un par de definiciones autelogiosas sobre su gestión y sobre las Fuerzas Armadas.

La noticia fue, en cambio, la presencia de Stornelli, sentado en segunda fila, a escasos pasos del jefe de Estado. Sonriente, conversó con algunos de los funcionarios nacionales que se encontraban a su alrededor. Al lado suyo estaba el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco. En la fila de adelante, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

El fiscal de la causa de las fotocopias de los cuadernos está convocado, por quinta vez, a prestar declaración indagatoria en el marco de la investigación que lleva adelante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. El magistrado lo declaró en rebeldía hace meses y la semana pasada pidió directamente su desafuero y remoción al Procurador General interino, Eduardo Casal. La decisión judicial se produjo luego de que se lo ordenara la Cámara Federal de Mar del Plata, quien rechazó los planteos del abogado del fiscal, Roberto Ribas.

Mirá También:  Hoy se conocerá en Jujuy la sentencia en el cuarto proceso contra Milagro Sala, que cumple tres años detenida

-«Le pido una opinión acerca de la presencia del fiscal Stornelli ayer en el acto del día del Ejército, a metros del Presidente de la Nación. ¿Qué puede decir al respecto?», le preguntó a Bullirch la cronista de C5N.

-«Absolutamente nada. Es totalmente normal que los jueces federales y los fiscales federales y los fiscales y jueces de todo el país sean invitados al Día del Ejército. Es algo protocolar y absolutamente normal», respondió la ministra con un gesto duro.

Tras difundirse la noticia, en el oficialismo dejaron trascender que en realidad la presencia de Stornelli los había tomado por sorpresa.

Hasta la propia titular de la Oficina Anticorrupción, la ultramacrista Laura Alonso, había señalado que el fiscal debía presentarse a declarar, algo que el funcionario ya descartó.

Cuando se conoció el último pedido de Ramos Padilla, Stornelli contraatacó mediante una ampliación de la denuncia realizada en Comodoro Py, en la que considera que el expediente que lo involucra junto al falso abogado Marcelo D’Alessio es una operación política en su contra por parte del kirchnerismo. Las pruebas que aportó son nuevas escuchas ilegales realizadas a ex funcionarios detenidos en Ezeiza, difundidas recientemente por medios oficialistas.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *