¿Has escuchado hablar de la parálisis del sueño o ‘subida del muerto’? Es común saber que a alguien cercano se le ha subido el famoso muerto o le han jalado los pies en la noche. Una historia que incluye fantasmas, monstruos u objetos levitando mientras la víctima no puede moverse ni hablar.

¿Qué tan cierto es? ¿Habría que preocuparse? La verdad puede ser una experiencia espeluznante, aunque —a diferencia de la creencia popular— no es un suceso paranormal. Este fenómeno en realidad es un trastorno llamado parálisis del sueño: la incapacidad de moverse o hablar inmediatamente después de despertar.

Las fases del sueño

El proceso de cómo funciona nuestro cerebro al dormir es complejo y las anomalías que lo llegan a alterar provocan los trastornos. Se divide en dos fases cíclicas que se repiten aproximadamente cada 90 minutos a lo largo de las horas de sueño.

La primera fase es la de sueño lento y está formada por cuatros etapas:

  1. De adormecimiento: primeros diez minutos, del estado de vigilia hasta adormecerse.
  2. De sueño ligero: ocupan la mitad del tiempo de cada ciclo; se desconecta del entorno; la respiración y el ritmo cardiaco se ralentizan. Aquí es cuando despiertas repentinamente al soñar que caes de un precipicio.
  3. De transición: dos a tres minutos en lo que se entra al sueño profundo.
  4. De sueño profundo: ocupa una quinta parte de cada ciclo; determina la calidad de descanso; el ritmo respiratorio es muy bajo.

La segunda fase, llamada de movimientos oculares rápidos (MOR) o sueño rápido, es en la cual se forman los sueños y los músculos están prácticamente bloqueados. Ocupa una cuarta parte de cada ciclo y el cerebro trabaja casi tan rápido como cuando se está despierto. Aquí es cuando se presenta la parálisis del sueño.

Resultado de imagen para parálisis del sueño gif

Causas de la parálisis

Al estar en la fase MOR y despertar repentinamente poco antes de que acabe, el cerebro queda atrapado en dos realidades: estar despierto y estar soñando. Cualquier acción, objeto o ser que se pueda imaginar en un sueño ahora está “presente” en la vida real… y no es posible moverse o gritar.

Estos episodios son aterradores por la confusión que pueden causar, duran de dos a diez minutos y es muy raro que ocurran de manera regular. Afectan a aproximadamente un 35 % de la población mundial; comúnmente tanto a hombres como a mujeres mayores de 20 años.

Las principales causas de la parálisis del sueño son:

  • Falta de sueño
  • Jet lag (cambio rápido de zona horaria)
  • Cambios en los hábitos de sueño
  • Sufrir narcolepsia
  • Depresión

Resultado de imagen para gif celular dormir

La depresión y la parálisis del sueño

Una investigación de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (ASSM, por sus siglas en inglés), en la cual se estudió a atletas universitarios, encontró que la ansiedad y la insomnia no fueron las causas principales por la que los pacientes sufrieron parálisis del sueño.

Los investigadores analizaron cuánto dormía cada estudiante y cómo era la calidad de sueño. De los estudiados el 18 % informó parálisis del sueño ocasional y el 7 % que les ocurre al menos una vez por semana. El 24 % de la muestra informó sobre alucinaciones aterradoras, y el 11 % informó que las experimentan una vez por semana.

Estos alumnos obtuvieron las puntuaciones más altas de depresión. Al ser atletas-estudiantes con una carga de trabajo mayor, el cambio constante en sus hábitos al dormir provocaron —ciertamente— la parálisis, pero la depresión fue la aliciente para que el trastorno se presentara cada semana con mayor frecuencia, algo demasiado extraño en los pacientes promedio.

Éste resulta un avance significativo en la investigación de la parálisis de sueño, pues se encuentra un fenómeno que altera la constancia del padecimiento y —por lo tanto— el daño que puede causar, hasta hace algunos años casi insignificante.

Resultado de imagen para parálisis del sueño gif

 

Mirá También:  Filofobia:¿existe el miedo a enamorarse?

También lee: 

Los trastornos de sueño más frecuentes en México

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *