En una emotiva elocución que mechó un balance de gestión con diversos lineamientos de las políticas públicas que han orientado el actuar del gobierno municipal en estos primeros tres años, el intendente municipal dejó inaugurado un nuevo período legislativo.

Junto al presidente del Honorable Concejo Deliberante, Osvaldo Casalins, con la presencia de los concejales, y acompañado por todo su gabinete, Gastón expresó que “las realizaciones de un gobierno son el resultado de un equipo, de una visión y del trabajo de todos y cada uno de los hombres y mujeres que componen el personal municipal, como así también los dirigentes y ciudadanos que día a día colaboran de una u otra manera en hacer un Chascomús mejor”.

El intendente se refirió a históricas deficiencias en obras de infraestructura para la prestación de servicios, y al impulso de obras en distintos puntos de la ciudad tendientes a subsanarlas: pozos nuevos de agua potable en la ruta, cisterna, tres etapas de la macromalla, pavimentos, redes cloacales, gas natural, iluminación. “Este es el camino: planificar, gestionar, llevar adelante los proyectos que nos permitan mejorar la calidad de vida en cada uno de nuestros barrios”, sostuvo.

Sobre el sistema de salud pública municipal, Gastón destacó la profunda transformación “tanto en trabajos de infraestructura, como en la incorporación de recurso humano, equipamiento, aparatología e insumos” en el hospital y en los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS). El intendente generó un cerrado aplauso al hacer referencia al inicio de la construcción de la Sala de Pediatría y Maternidad, “un sueño postergado durante más de 10 años, que jerarquizará aún más a nuestro Hospital y que colocará a las políticas de primera infancia en el centro de nuestras intervenciones”.

Otro de los hitos de gestión al cual Gastón hizo referencia fue el del proceso de recuperación de los espacios públicos con forestación, alumbrado, mobiliario urbano: “La familia chascomunense va invadiendo sanamente estos lugares. Los chicos juegan tranquilos en parques y plazas que están bien cuidadas por todos. El objetivo fundamental de estas acciones es que todos sigamos aprovechándolos y encontrándonos con nuestras familias y amigos”. En esta misma línea, el intendente mencionó la inauguración de dos nuevos salones de usos múltiples, para el encuentro social: el del Barrio 30 de Mayo y el del Barrio San Luis.

El jefe comunal analizó que en el marco de un contexto de crisis económica que impactó en las finanzas municipales, un trabajo minucioso de toda el área de Hacienda y Contaduría municipal permitió conseguir los recursos que se necesitan, pero también del conjunto de las áreas municipales al priorizar qué inversión se realiza.

La situación del capital humano municipal también fue eje del discurso. “Mejoramos las condiciones de trabajo de los empleados municipales. En los dos últimos años realizamos acuerdos salariales con nuestros empleados para que no perdieran ante la inflación. Tiempo atrás algunos empleados habían caído en la confusión de que la cláusula gatillo no iba a ser respetada. No existe tal posibilidad, nunca existió. En el próximo mes de abril, al abonarse los salarios de marzo, los empleados municipales tendrán la recomposición salarial acordada”, destacó Gastón.

En otro tramo de su elocución, el intendente municipal se refirió a las asignaciones y nuevas responsabilidades que los gobiernos locales asumen, tareas indelegables de la estructura provincial que recaen en los municipios, y puso por ejemplo a la educación: “Cómo no vamos a reaccionar cuando la provincia quiere cerrar los antiguos servicios educativos que debiera gestionar, como pasó el año pasado con la Escuela 4 de Jagüeles. Cómo no vamos a decir no, cuando la provincia quiere desentenderse de las licitaciones de transporte y Servicio Alimentario Escolar, pasando esa responsabilidad a los municipios y vaciando de sentido a un órgano de la Democracia como es el Consejo Escolar”.

En el plano político, Gastón instó a todos los concejales a “que el árbol no nos tape el bosque, que el proceso electoral no nos distraiga del camino de seguir recuperando Chascomús para todos. Este año es muy importante para el futuro institucional inmediato de nuestro pueblo”

A continuación se transcribe el discurso completo del intendente municipal Javier Gastón, correspondiente a la inauguración del 36° Período de Sesiones Ordinarias.

Buenos días a todos los presentes que nos acompañan en este comienzo de un nuevo período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.
Estamos iniciando el cuarto año de esta gestión. Es interesante recordar, hacer memoria, de las cosas que todos venimos haciendo juntos desde hace sólo tres años.
Las realizaciones de un gobierno son el resultado de un equipo, de una visión y del trabajo de todos y cada uno de los hombres y mujeres que componen el personal municipal, como así también los dirigentes y ciudadanos que día a día colaboran de una u otra manera en hacer un Chascomús mejor.
Los ejes centrales de nuestro gobierno son:
* decisión política para implementar lo que planificamos,
* orden en las cuentas públicas,
* recuperación del espacio público como lugar de encuentro de los chascomunenses,
* la salud pública al alcance de todos,
* obras públicas para la mejorar la calidad de vida del conjunto de la población,
* construcción de una sociedad más integrada a través de la educación, la cultura y el desarrollo social.
Un objetivo fundamental que nos trazamos allá por diciembre del 2015 fue hacer de Chascomús nuestra ciudad. Una ciudad donde cada uno de los chascomunenses pueda sentirse orgulloso de vivir en ella, una ciudad con empuje, con proyectos. Una ciudad con sueños que se concretan. Una ciudad en la que trabajemos para que todos podamos mejorar la calidad de vida.
Sabemos de dónde venimos, de nuestras eternas deudas internas como sociedad, pero también sabemos hacia dónde queremos ir. Y sabemos que sólo podremos hacerlo si trabajamos juntos.
Nuestra ciudad tiene una gran deficiencia en obras de infraestructura para prestar servicios de calidad y cantidad al conjunto de los vecinos. Para solucionar esto impulsamos obras de las más variadas y en distintos barrios de nuestra ciudad.
Pozos nuevos de agua potable en la ruta, cisterna, 3 etapas de la macromalla. Se está finalizando una obra que no tiene igual, por su envergadura, en toda la historia de Chascomús. Si uno cuando realiza modificaciones en su casa encuentra inconvenientes, mucho más en una obra de estas características.
Pero tenemos en Chascomús idoneidad suficiente para ir solucionando los problemas que la obra va generando. Al haber ahora presión en la cañería de distribución de agua han aparecidos pérdidas en distintos barrios que antes directamente no tenía agua, aunque tuvieran red. Se ha sextuplicado la demanda de trabajo hacia las cuadrillas de Servicios Sanitarios, y se va respondiendo a medida que se plantean los inconvenientes. Una red que durante décadas no tuvo el mantenimiento necesario acusa problemas severos de sanidad, se los va atendiendo uno a uno.
En los próximos meses veremos finalizado este gran combo de obra, aunque los beneficios de tener presión en el suministro del agua ya lo estamos disfrutando distintas partes de la ciudad. Estamos concluyendo una obra que por los próximos 50 años nos va a garantizar el acceso a un mejor servicio de agua. Agua de calidad y en cantidad para satisfacer las necesidades diarias de nuestro Pueblo.
Nuestra ciudad hoy tiene el 60% de sus calles de tierra. Se han pavimentado algunas. Quisiéramos avanzar más rápido, los problemas económicos y financieros del país también nos afectan. Igualmente, en una economía estancada, hemos avanzado en la pavimentación de Soler, Almte. Brown, Perú y ahora calle Democracia. Las tres primeras calles han sido realizadas por empresas locales, sosteniendo la Municipalidad el total de la obra para evitar mayores contratiempos a las empresas y garantizar así la finalización en beneficio de los vecinos. A la última calle mencionada, Democracia, la está llevando adelante enteramente una cuadrilla municipal.
Capacitamos a los empleados, formamos un equipo para esta tarea, adquirimos elementos para poder concretar la obra, llevamos adelante procesos trasparentes y ágiles de compra. Esto nos da mayor margen de maniobra, ganamos en independencia económica, capitalizamos al Estado Municipal y generamos valor agregado en nuestra tarea. Esto tiene que ser un orgullo para todos.
Pudimos avanzar en la incorporación a la red cloacal de algo más de 400 familias en una parte del Gallo Blanco y Los Aromos. Resolvimos algunas cuadras en B° Escribano, otras en la zona del Club Atlético y esta semana comenzamos en un sector de B° Fátima.
¿Falta?, si, falta muchísimo. Sabemos que el 50% de la planta urbana no cuenta hoy con un servicio básico como es el tener red de cloacas en el frente de su domicilio. Es necesario una mega obra de cloacas, a la que dimos en llamar Cloaca Máxima, para poder avanzar con las redes en los barrios que faltan. Se han realizado, y se siguen haciendo, recambios de cañerías en distintas partes de la ciudad, en una red que está destrozada. Sabemos hacia dónde hay que ir, se va avanzando en base a una planificación razonable y sostenible en el tiempo.
Hoy el gas natural no es un lujo. Es un servicio público. Es básico, indispensable para brindar a las familias una mejor calidad de vida. Saben todos que llevamos adelante gestiones ante la empresa prestadora del servicio para dotar los barrios que hoy no cuentan con gas natural. Se elaboró un proyecto, el mismo fue aprobado y hoy estamos extendiendo el servicio en el Barrio 30 de Mayo. Si bien es un barrio reciente en la historia de la ciudad, no fue planificado con este vital servicio. Obra que se prometió en gestiones anteriores y no se realizó. Obra que se está concretando con una cuadrilla municipal, que debe ser orgullo de todos.
Trabajadores municipales con herramientas de trabajo acorde que llevan adelante una obra para beneficio de chascomunenses. Esperemos que antes del próximo invierno nuestros vecinos del 30 de Mayo puedan acceder al gas natural en sus viviendas. Este es el camino, planificar, gestionar, llevar adelante los proyectos que nos permitan mejorar la calidad de vida en cada uno de nuestros barrios.
Seguimos avanzando en un camino que comenzamos al inicio de la gestión. Distintas calles de nuestra ciudad hoy cuentan con luminarias led. Mejorando la visibilidad y optimizando los recursos económicos. Recordemos cómo eran los accesos por Juan Manuel de Rosas y por Lastra/Alfonsín hace tan sólo un poco más de dos años atrás. Vamos a seguir este mismo sendero de mejorar la visibilidad, en este año con calles troncales en distintos barrios de la ciudad.
Los vecinos aprecian una mejora sostenible en la prestación del alumbrado público. Mejora solo realizable en base al compromiso de los trabajadores municipales, hoy es habitual ver distintas cuadrillas trabajando por toda la ciudad. Atendiendo las demandas puntuales que van surgiendo, pero también llevando adelante una pensada planificación en la extensión del alumbrado a zonas que hasta hace poco tiempo estaban totalmente a oscuras.
En estos tres años realizamos un profundo cambio en nuestro sistema de salud pública municipal. Tanto en trabajos de infraestructura, como en la incorporación de recurso humano, equipamiento, aparatología e insumos para poder brindar mejores servicios a nuestros vecinos. Equipamiento de los CAPS con nuevos recursos y herramientas para que todas las familias tengan acceso a la salud, cerca de sus hogares. Incorporación de tecnología como el mamógrafo, sueño cumplido con la imprescindible Asociación Cooperadora del Hospital y la Embajada de Japón, que nos permite atender a las vecinas y trabajar desde el primer momento ante la aparición de enfermedades como el cáncer. Remodelamos el sector de esterilización del Hospital y pusimos en funcionamiento una nueva autoclave en reemplazo de equipamiento con más de 50 años de antigüedad. Sólo para citar algunas de las mejoras introducidas en equipamiento.
Hemos incorporado a la Carrera Profesional Hospitalaria a todos los profesionales de enfermería y trabajadores sociales sin diferenciar por la duración de la carrera universitaria. Terminando con una discriminación sin sentido que estableció el Decreto 884/05, 14 años atrás.
Comenzamos a construir lo que será un nuevo espacio exclusivo dedicado tanto a las mamás y sus bebes recién nacidos, como a los más pequeños: la Sala de Pediatría y Maternidad, un sueño postergado durante más de 10 años, que jerarquizará aún más a nuestro Hospital y que colocará a las políticas de primera infancia en el centro de nuestras intervenciones. Este año finalizaremos la construcción del CAPS en el Gallo Blanco con el criterio de acercar salud de calidad a todos los barrios de la ciudad y trabajar desde la prevención de las enfermedades.
Las familias crecen, los hijos se independizan de sus padres y buscan nuevos horizontes. Ley de la vida. También muchos vienen a nuestra ciudad buscando un lugar para vivir. Esto genera, entre otras cosas, que tengamos una gran demanda de construcción de viviendas. Queremos avanzar con organismos provinciales para la concreción de viviendas para las familias chascomunenses. Digno de destacar es la iniciativa de más de 500 familias de bregar por el techo propio mediante cooperativas de viviendas. Desde la Municipalidad se va acompañando este proceso.
Hemos concretado en estos años la regularización dominial a más de 1.000 familias, algunas con décadas de angustiosa espera. Así también pudimos concretar la escrituración de nuestro Hospital, municipalizado desde 1.954, pero que seguía figurando a nombre de las Damas de Caridad.
“Qué distinto está Chascomús”, pareciera ser la muletilla de muchos en referencia al mantenimiento de los espacios verdes. Tarea municipal llevada adelante con orgullo y hasta pasión por empleados municipales.
En diciembre de 2015 en una de las primeras reuniones de gabinete, ante la necesidad de cortar los pastos en varios lugares nos inquietaba con qué recursos podríamos comprar alguna moto guadaña y tanzas para las ya existentes. Hoy los vecinos mismos pueden ver tractores cortando el pasto, motoniveladoras, retro palas, excavadoras, camiones, distintas máquinas acondicionando los espacios públicos durante toda la semana. El mantenimiento de toda esta maquinaria es llevado adelante por el Taller Municipal, que se ha visto obligado a extender los horarios de funcionamiento. La maquinaria municipal la reparan trabajadores municipales.
Hoy es algo usual lo que antes era extraordinario. Para eso gobernamos, para ir hacia una ciudad previsible y un Estado que funcione dando respuestas concretas a las problemáticas específicas de nuestros vecinos.
Hay un equipo de gobierno que asumió hace tres años, que coordina un equipo más grande que son los funcionarios y empleados municipales. Sin ellos sería imposible encarar una trasformación de la ciudad como la que se está llevando adelante.
Así estamos volviendo a encontrarnos en los espacios públicos. Un primer paso fue aquel no tan lejano 9 de Julio del Bicentenario de la Independencia. La plaza fue el lugar de encuentro de todos que nos mostró lo que podemos hacer trabajando juntos.
Y lo mismo está pasando en este proceso que estamos llevando adelante de recuperación de nuestros espacios públicos. Se fueron sucediendo plazas, kermeses, inauguraciones/cierres de temporadas que nos van permitiendo encontrarnos y reencontrarnos como vecinos.
Esos espacios públicos que recuperamos con forestación, alumbrado, mobiliario, terminan de cobrar sentido cuando los ocupamos, cuando los usamos en beneficio de todos, cuando son los escenarios para seguir construyendo ciudadanía.
Semana a semana cada vez somos más los que nos acercamos a disfrutar de estos espacios públicos. La familia chascomunense va invadiendo sanamente estos lugares. Los chicos juegan tranquilos en parques y plazas que están bien cuidadas por todos. El objetivo fundamental de estas acciones es que todos sigamos aprovechándolos y encontrándonos con nuestras familias y amigos.
En esa misma línea hemos incorporado dos nuevos salones de usos múltiples, para el encuentro social: el del Barrio 30 de Mayo y el del Barrio San Luis. Viejas deudas saldadas, nuevos lugares para compartir.
Hoy mismo empezamos a vivir lo público como espacio de reencuentro en la Av. Presidente Alfonsín con el Carnaval Infantil. Bien sabemos que no es sólo lo que pasa en estas noches, que parece ser mágico, sino también lo que se trabaja en cada uno de los Talleres de Cultura, y en cada agrupación a lo largo de todo el año.
Es una excusa excelente para estar generando todo el año vecindad, comunidad, en el seno de cada barrio, no es sólo el desfile que nos alegra y entretiene. Política Pública que permite expresarnos y reconocernos como parte de una misma comunidad. Nada es casualidad, nada es milagroso. Es fruto de decisiones políticas que se toman para que determinadas cosas pasen y de una sociedad que ya no quiere vivir atrapada en el pasado.
Continuamente vamos dando pasos concretos para afianzar nuestra ciudadanía y dejar de ser sólo habitantes de la ciudad. Nos vamos comprometiendo en que nuestra ciudad esté más segura para todos. Así no dejamos de incorporar tecnología que nos cuide, controles que corrijan conductas y capacitaciones que nos enseñen a vivir en una comunidad que ha dejado hace años de ser pueblo. Obviamente siempre hay que mejorar, y cuando hay un robo o un accidente nos ponemos mal. Decimos “esto no cambia más”, despotricamos. Pero también nos enojamos cuando un control vehicular nos afecta. Sepamos que necesitamos de un cambio cultural profundo que hemos iniciado y no vamos a abandonar.
Los chicos de Chascomús son testigos y participes de distintas capacitaciones de educación vial, concretadas en la Municipalidad, Escuelas y Colonias de Vacaciones, nuestros hijos nos van a dar una mano en parte de este cambio cultural. Escuchémoslos, y hagámosles caso. Pero también demosles buenos ejemplos. Es urgente un compromiso ciudadano para tener un Chascomús más seguro en todos sus aspectos.
Hace unos años Chascomús aparecía como una ciudad chata, sin proyectos. Hoy tenemos una ciudad con vida, gente en movimiento, con ganas de expresarse, y todo esto en un contexto nacional más que complicado.
Tenemos un pueblo que responde a las propuestas que se van haciendo desde el Estado Municipal, porque tiene sueños para concretar ¿Qué cambió? Somos los mismos, pero con el coraje de soñar y de trabajar para que los sueños se hagan realidad. En esta estamos todos. Y si hay alguien que todavía no se animó, lo invito a sumarse para construir la ciudad que necesitamos ahora, no sólo la que queremos para nuestros hijos. Los chascomunenses queremos ser protagonistas de este presente, y Chascomús tiene todo para ser una de las ciudades protagonistas de Argentina.
Ustedes son representantes de todos los chascomunenses, también son representantes de partidos políticos con democráticas intenciones de gobernar la ciudad. Tenemos infinidad de coincidencias, y las ganas de gobernar Chascomús es también una de ellas. Este año, como cada 4 años, es muy importante para el futuro institucional inmediato de nuestro pueblo. Que el árbol no nos tape el bosque, que el proceso electoral no nos distraiga del camino de seguir recuperando Chascomús para todos.
Estoy convencido de que los próximos gobiernos tendrán un Estado Municipal con capacidad de respuesta para seguir concretando un Chascomús con mayores y mejores posibilidades para todos. Con mayor equidad y justicia.
Vamos demostrando que se puede gestionar la cosa pública mucho mejor de lo que se había hecho, la clave está en tener un proyecto de ciudad, decisión política y compromiso de trabajo sostenido y transparente. Con proyectos concretos se van buscando cuáles son las puertas que hay que golpear para conseguir los recursos necesarios. Consecuencia de la seriedad y responsabilidad con que se trabaja día a día esas puertas se abren, el financiamiento aparece y los proyectos se concretan.
Quién diría que hace tan sólo tres años, cuando arrancamos la gestión, juntábamos la basura en camionetas y hoy avanzamos hacia una completa contenerización de la recolección de los residuos domiciliarios en el área urbana.
Hoy se ha cubierto cerca del 50% de la planta urbana. Vamos por el 100% obviamente. Como también vamos avanzando hacia una separación en origen de los residuos que generamos. La organización de trabajadores informales en Cooperativa está generando recursos para chascomunenses y reincorporando material al sistema productivo. Un gran avance si vemos de donde partimos.
Otras cooperativas chascomunenses también están trabajando y generando nuevas oportunidades a través del autoempleo. Cooperativas que generan trabajo genuino y recursos económicos que ayudan al sostenimiento de las familias y alientan el consumo local.
Sabemos bien que las políticas macroeconómicas nacionales siempre impactan. Chascomús no es una isla. Así vemos con preocupación cómo comercios e industrias que han acompañado el crecimiento de nuestra ciudad, hoy han reducido y hasta cerrado, su actividad. La ausencia de mejora intimida a muchos y deja en la calle a muchos más. La ayuda asistencial se ha incrementado en forma exponencial, y este mismo Cuerpo ha considerado insuficiente lo presupuestado, ampliando las partidas correspondientes. Clara muestra de que todos reconocemos que las políticas económicas nacionales y provinciales están azotando a la población más vulnerable.
Más allá de lo asistencial, y en la escala de lo posible, desde la Municipalidad procuramos apuntalar la actividad económica privada. Impulsamos la implementación de programas que generan beneficios para empresas y jóvenes que buscan trabajo. Programas que dan la posibilidad de formación a nuestros jóvenes, generan empleo y alientan la responsabilidad social empresaria.
El programa de Microcréditos apuntala la actividad productiva de nuestros vecinos emprendedores, así como la generación de espacios de comercialización para ellos y también para los artesanos locales. Se propicia la inserción laboral de jóvenes en industrias y comercios chascomunenses.
Políticas públicas que impulsamos desde la Municipalidad que obviamente tendrían otro impacto en una economía en movimiento, pero que no podemos dejar de implementar esperando a que salga el sol.
Hoy los proveedores municipales saben que con la Municipalidad pueden contar. Nos venden y en el transcurso de los 30/45 días están cobrando lo que corresponde. Hemos recobrado la confianza. Los sobresaltos no son por atrasos en los pagos municipales. El orden en las cuentas públicas municipales ha generado, entre otras cosas, esta revinculación.
Lo mismo pasa en las licitaciones públicas. Sin ir más lejos hace una semana se presentaron 12 empresas para venderle a la Municipalidad una retroexcavadora, algo impensado, años atrás. El orden genera confianza, la confianza nos permite planificar, y la planificación nos posibilita concretar las obras y proyectos que necesitamos como ciudad.
En este contexto de crisis económica y con tres años complicados para todos, también para las finanzas municipales, nunca frenamos una obra, nunca dejamos colgados a nuestros proveedores, saldamos deudas de gestiones anteriores con todos, seguimos incorporando equipamiento municipal y mejorando las condiciones de trabajo de los empleados municipales. Y más.
En los dos últimos años (2.017/2.018 y 2.018/2.109) realizamos acuerdos salariales con nuestros empleados para que no perdieran ante la inflación. Por primera vez la Municipalidad entregó un bono a sus empleados.
Sabemos todos que la inflación no es municipal. Tiempo atrás algunos empleados habían caído en la confusión, inducida obviamente, al sostener que la cláusula gatillo no iba a ser respetada. No existe tal posibilidad, nunca existió. En el próximo mes de abril, al abonarse los salarios de marzo, los empleados municipales tendrán la recomposición salarial acordada.
Siempre he cumplido los compromisos asumidos. Cumplir con el acuerdo salarial acordado no va a ser un número menor, va a ser un impacto grande para las arcas municipales. Pero el hilo no se puede seguir cortando por lo más delgado. Los errores del manejo de la economía nacional no tienen por qué pagarlo los trabajadores municipales.
Estamos preparados para afrontar esta situación, fruto del trabajo planificado, sostenido, responsable y transparente del conjunto del Municipio.
Un trabajo minucioso de toda el área de Hacienda y Contaduría municipal para conseguir los recursos que se necesitan, pero también del conjunto de las áreas municipales en priorizar qué inversión se realiza y en cuidarla.
Tenemos que recuperar el valor de la palabra dada, del compromiso asumido y de gobernar con responsabilidad, seriedad y trasparencia. De esta manera iremos logrando las transformaciones en nuestra sociedad y alcanzaremos el bien común. Este es el desafío para las generaciones actuales de gobernantes, el Pueblo no puede seguir esperando, el futuro es hoy.
Dentro de la estructura del Estado en su conjunto, somos las autoridades municipales quienes estamos cara a cara con las necesidades y urgencias de nuestra gente. Por eso es importante trabajar articuladamente con las autoridades nacionales y provinciales para gestionar que los aportes que todos los chascomunenses hacemos por los impuestos, regresen al Distrito para el financiamiento de las obras que necesitamos.
Somos nosotros los que podemos y debemos establecer prioridades, tomar las decisiones en beneficio del conjunto.
Año a año se le van asignando a los municipios nuevas responsabilidades sin los aportes económicos correspondientes. No es nuevo, viene de décadas. Así, hoy gestionamos y financiamos con recursos municipales tareas indelegables de la estructura provincial. Un ejemplo solamente: La educación.
La educación es responsabilidad de la Provincia de Buenos Aires. La última escuela primaria urbana provincial creada en Chascomús es la Escuela 17, en 1909. 110 años que la Provincia no genera un nuevo servicio educativo primario urbano.
Ante esta situación la Iglesia Católica y el mismo Estado Municipal fueron cubriendo esa responsabilidad provincial. La Municipalidad comenzó a cubrir esos baches en la década del 60 durante la intendencia de Dardo Quiroga, cuando creó la Guardería Municipal, hoy Jardín Maternal y de Infantes Clarisa Amézaga. Gobiernos municipales democráticos y no democráticos, fueron asumiendo y sumando nuevos servicios educativos municipales. El conjunto de la sociedad chascomunense se hizo cargo de lo que la Provincia dejó de hacer, de la educación primaria formal básica de nuestros chicos.
Ante esta situación cómo no vamos a reaccionar cuando la Provincia quiere cerrar los antiguos servicios educativos que debiera gestionar, como pasó el año pasado con la Escuela 4 de Jagüeles. Como no vamos a decir no cuando la Provincia quiere desentenderse de las licitaciones de transporte y Servicio Alimentario Escolar, pasando esa responsabilidad a los municipios y vaciando de sentido a un órgano de la Democracia como es el Consejo Escolar.
No dudo que ante nuevos intentos que pudiera haber todos los representantes del pueblo chascomunense acompañarán a este Intendente, o al que sea, en la Defensa de la Escuela Pública.
Está claro que no nos estamos corriendo de nuestras responsabilidades. Con el Fondo Educativo Municipal financiamos múltiples obras en escuelas provinciales a lo largo y ancho del Distrito que no voy a enumerar en este momento. Sólo contarles que en estos días se está trabajando en el acondicionamiento de baños en la Escuela Normal y en el Conservatorio de Música. En pocos días más se comienza a trabajar sobre la red de gas en Escuela Agraria. También asistimos con este fondo a los atrasos en el pago provincial a transportistas escolares, los chicos no pueden quedar parados sin ir a la escuela por demoras del sistema de control.
Sabemos todos que la educación no es sólo el mejoramiento impostergable de la infraestructura, sino también la posibilidad de generar igualdad de oportunidades en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Así financiamos viajes educativos de distintas escuelas, chicos que nunca habían salido de Chascomús con sus compañeros, concretaron viajes de estudio a LP, Buenos Aires y la Costa.
Nosotros apostamos a la inversión en educación porque es uno de los pilares de nuestra sociedad. Con Educación hay futuro, pero también hay presente.
Nuestra Escuela Secundaria Municipal el año pasado fue pionera en la implementación del nuevo formato de las escuelas secundarias, que ha llevado a un mejor desempeño de los adolescentes y jóvenes. Y este año en nuestra Secundaria Municipal se propondrá la modalidad de Turismo, complementando a la tradicional de Artes Visuales. Esto muestra una política pública que se sostiene en el tiempo, y que lleva a que la Provincia de Buenos Aires elija a nuestra escuela como lugar donde ofrecer nuevas posibilidades para nuestros estudiantes.
Apostamos a los niños y jóvenes, y nos ocupamos hoy. Queremos a los chicos incorporados a la vida social, y por eso apoyamos la inserción en instituciones que son verdaderas escuelas de ciudadanía: la Orquesta Escuela, las Escuelitas de Fútbol Infantil, los talleres de Cultura Viva Comunitaria, el Programa Envión -que el año pasado abrió otra sede en el Barrio El Porteño, y este año lo hará en el Barrio San Luis-, grupos de danzas, y a deportistas participantes en distintas disciplinas a nivel provincial, nacional e internacional.
No podemos ocultar que algunos chicos la están pasado mal, complicados en situaciones que necesitan nuestra atención y ocupación ya. Por eso, en el marco de la Estrategia Municipal sobre Drogas, ponemos en marcha el Centro Municipal de Adicciones y Salud Mental, que funciona en las nuevas instalaciones adecuadas en el CIC 30 de Mayo. Profesionales de la Salud, trabajadores sociales, operadores de calle, talleristas, profesores de educación física, conforman un equipo multidisciplinario para el acompañamiento de los jóvenes y sus familias.
Esto es tan sólo un repaso de algunas políticas públicas que hemos implementado. En unas semanas ustedes analizarán su implementación al tratar la Rendición de Cuentas 2.018, y es bueno que así sea. Soy consciente de mucho de lo que falta, otras carencias las van marcando ustedes y juntos vamos construyendo el Chascomús que soñamos. Hemos iniciado un camino de transformación de la ciudad que necesita de todos, camino que necesita ser continuado para no tronchar la energía que todos estamos poniendo.
Nuestra ciudad será lo que entre todos queramos que sea, o será nada. La construimos entre todos, día a día.
Es la cuarta vez que comparto en este recinto la ceremonia de declarar el inicio de sesiones de este Honorable Cuerpo. La última del mandato concedido por la ciudadanía en 2015. Con la tranquilidad que esto provoca, compruebo que estamos cumpliendo con el programa de gobierno que nos trazamos y ofrecimos a nuestros vecinos, y que mantenemos intactas nuestras convicciones y esperanzas.
Animo a que todos sigamos trabajando juntos. Les agradezco su tiempo dedicado a pensar y trabajar por todos los chascomunenses.
Dejo inaugurado de esta manera el 36° período de Sesiones Ordinarias desde el retorno de la Democracia en 1.983.
Muchas gracias.

Mirá También:  El Gobierno envía intimaciones a discapacitados que reciben pensiones

Javier Gastón
Intendente Municipal

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *