Detuvieron a su ex novio, a quien Fiorella había denunciado reiteradas veces por violencia. En una de las camionetas del detenido descubrieron rastros de sangre. El rostro de la joven mostraba golpes y alrededor de su cuello tenía atado un alambre.

A Fiorella Aghem, de 20 años, sus padres la buscaban desde el viernes pasado, en la localidad misionera de San Vicente. El domingo detuvieron a su ex novio, de 21 años, que había partido el viernes a Brasil y regresado a los dos días. El lunes, al mediodía, el cuerpo de Fiorella fue hallado en una plantación de yerba mate de la zona. Tenía el rostro muy golpeado y un cable rodeaba su cuello. Había denunciado varias veces a su ex por violencia. Los investigadores allanaron la casa del joven y encontraron restos de sangre en uno de sus vehículos.

“Yo le dije que deje al tipo, que yo la iba a ayudar, pero se tenía que separar, era una relación muy enfermiza”, dijo Mercedes Pereyra, madre de la joven.

Según relató la mujer a la prensa local, su hija había salido de su domicilio cerca de las 21 del jueves 28 de febrero, para encontrarse con una amiga a la que le entregaría unos apuntes de la facultad. Aseguró que como su hija había tenido ya varias situaciones violentas con su ex pareja, que incluso había denunciado, se presentó en la comisaría de San Vicente para pedir que la buscaran. Desde ese momento, unos 80 policías realizaron rastrillajes en diversos puntos de la ciudad, sin éxito.

Mirá También:  Temer llama al ejército para evitar el colapso en Brasil

Un hombre que trabajaba en el terreno, en un sector designado como La Ripiera, a unos cuatro kilómetros de la ruta nacional 14, y próximo a un lote perteneciente al padre del exnovio, encontró el cadáver de la joven.

Tras el hallazgo del cuerpo, el juez de Instrucción Gerardo Casco y una comisión policial se dirigieron al lugar, donde constataron que se trataba de la joven desaparecida.

Personal de Criminalística y un médico policial realizaron las tareas de rigor en el lugar, tras lo cual el cuerpo fue trasladado a la Morgue Judicial para ser sometido a la autopsia. De acuerdo a las primeras pericias realizadas en el lugar del hallazgo, la joven estaba golpeada y tenía signos de ahorcamiento, dijeron las fuentes consultadas.

Por orden del fiscal, la policía, con la ayuda de perros adiestrados, realizó rastrillajes en dos lotes pertenecientes a la familia del exnovio de Fiorella Aghem, quien estaba bajo sospechas de los investigadores desde el día de la desaparición de la joven.

El ex no pudo ser localizado en los primeros procedimientos porque se encontraba fuera del país –había viajado a un encuentro de jeeps desarrollado en Horizontina, Brasil, a unos 70 kilómetros de la frontera–, aunque durante los allanamientos en su casa fueron secuestrados tres vehículos, dos camionetas Ford Ranger y un Peugeot 206, que fueron sometidos a pruebas de luminol. En una de las camionetas, una Ranger patente KHX529, los investigadores detectaron rastros de sangre que fueron enviados a peritar para determinar si pertenecen a la joven asesinada, dijeron las fuentes.

En base a algunos elementos, el fiscal dispuso el arresto del joven, que regresó el lunes de Brasil y fue localizado en El Soberbio, a 50 kilómetros de San Vicente y sobre la frontera con Brasil. El joven quedó alojado en una celda policial de San Vicente y está a disposición del Juzgado de Instrucción Tres, a cargo de Gerardo Casco. Tras la detención, la policía secuestró su teléfono para ser sometido a peritajes.

Mirá También:  Al menos cuatro muertos en un tiroteo en un shopping en Estados Unidos

La madre de la joven aseguró en diálogo con la prensa local que su hija había denunciado varias veces a su ex novio por maltrato, aunque la primera vez no quisieron tomarle la denuncia sino sólo una exposición.

“La primera denuncia fue por maltrato y porque le sacó el teléfono celular. Esa vez, la llevó hasta picada Zulma (un monte a unos 3 kilómetros de la población, en el cruce de la ruta nacional 14 y el arroyo Zulma) y la quiso matar allá. Después de eso la acompañé a hacer la denuncia y una oficial se negó a tomarle, le dijo que sólo ameritaba una exposición”, recordó la mujer.

“Esa fue la primera vez. Yo le dije que deje al tipo, que yo la iba a ayudar, pero se tenía que separar, era una relación muy enfermiza”, agregó.

Respecto de lo sucedido el jueves, cuando la joven salió de su casa, la madre de la víctima contó que hay vecinos que vieron al acusado merodear la zona.

“A mí me sacaron los brazos, no tengo mas ganas de seguir, no sé si voy a poder seguir”, se lamentó la mujer.

Para el viernes 8 de marzo, allegados a la joven e integrantes de distintas organizaciones anunciaron que reclamarán justicia en una marcha que realizarán a las 18 hacia la Casa de la Cultura de San Vicente, y en la que se llevará a cabo en Posadas hasta la la Plaza 9 de Julio, a partir de las 16.

Fiorella Aghem se convirtió en la víctima número 38 de femicidio reportada en lo que va del año en el país y la segunda en Misiones, después del crimen de María Belén González, de 17 años, el 13 de febrero pasado, asesinada a puñaladas por su pareja, Sebastián Estrider, de 22, quien fue detenido pocas horas después. La adolescente estaba embarazada de tres meses.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *