Un motociclista, que aparentemente escapaba con el celular de una mujer, fue baleado por un peatón que pasaba por el lugar, armado. El hecho ocurrió en plena calle, a las 9 de la mañana, en la capital cordobesa.

En la provincia de Córdoba, donde la ministra de Seguridad Patricia Bullrich avaló a aquel que “quiera andar armado que ande” porque es “un país libre”, un peatón mató de un balazo a un joven de 21 años que huía tras arrebatarle instantes antes un celular a una mujer. Si bien las versiones sobre la cronología de los hechos son aún confusas, y el tirador, como suele pasar en estos casos alegó que el muchacho lo amenazó con pegarle un tiro, no se encontró ningún arma que haya portado la víctima. El fiscal Gustavo Dalma confirmó a este diario que el hombre, quien será indagado la semana que viene, quedó en libertad imputado por “homicidio en el exceso de la legítima defensa”. El director del programa Justicia y Seguridad Democrática de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Rodrigo Pomares, advirtió que “no sólo hay un retroceso en materia de campañas de desarme sino que lo más preocupante son ciertos enunciados que propician el uso de armas por parte de la población civil, cosa que está demostrado que incrementa las muertes”.

El hecho ocurrió alrededor de las nueve, sobre la avenida Valparaíso, cerca de Hipódromo, en barrio Jardín de la capital cordobesa.

Fuentes cercanas a la investigación informaron que la secuencia comenzó cuando el joven, que circulaba en una moto negra marca Honda, le arrebató el celular a una mujer. Después huyó, hasta que en la calle Elías Yofre chocó con un rastrojero. Según informó el comisario inspector de la policía provincial Ariel Pérez, un agente que realizaba tareas de control en la calle se acercó al lugar del accidente; al llegar vio que el joven se levantó y  comenzó a correr, por lo que inició una persecución. “Al llegar a mitad de cuadra se cruzó un transeúnte que disparó contra el joven”, contó el comisario. Pérez agregó que luego de que el joven fuera baleado, una mujer se acercó para denunciar que instantes antes le habían robado el teléfono celular.

Mirá También:  El empresario Cifuentes declaró ocho horas en Dolores

Tras recibir un balazo en el tórax, el muchacho fue inicialmente subido a un patrullero rumbo a un hospital, aunque en el camino fue interceptado por una ambulancia que lo trasladó al Hospital de Urgencias Municipal, donde los médicos constataron que había muerto.

Fuentes del caso informaron que el tirador, de 45 años, estaría habilitado a portar armas, aunque el fiscal Dalma sostuvo que “eso todavía es materia de investigación”, y señaló que “estamos tratando de reconstruir los hechos”. En cuanto al arma, confirmó que no se encontró ninguna en poder de la víctima, pero sostuvo que “no queda descartado que la haya arrojado”. La pregunta en ese caso sería cuándo lo hizo, ¿mientras estaba en el suelo tras recibir el balazo?

“Lo único certero es que una persona armada en la calle le dijo que se detenga, y el pibe se detuvo y lo mató a quemarropa. No tenía armas”, dijo una integrante de la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil de Córdoba.

Para Pomares “son personas haciéndose cargo de la doctrina Bullrich, algo contra lo que venimos alertando hace tiempo a partir de esos discursos que alientan el uso de la fuerza letal tanto para las fuerzas de seguridad como para los particulares”. “Tiene que quedar claro que si tiene habilitado portar armas, su uso está regido por la legítima defensa. Lo único que puede hacer es defenderse ante una agresión, hacia él o hacia terceros, y su respuesta tiene que ser proporcional. Hay que demostrar que la agresión pone en riesgo la vida y que se responde en proporción a la agresión del victimario. Es poco deseable que en una sociedad los ciudadanos se sientan con atribución de ejercer la protección de los bienes y que se dirima con armas de fuego”, añadió. Por otra parte, advirtió que “al disparar en una vía pública se puede terminar matando a alguien ajeno al hecho”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario