Una pareja llamó a la policía acusando a un adolescente de haberle querido robar. Cuando hacían el relato a los uniformados, un joven golpeó al acusado, que se desvaneció y murió. El violento escapó.

Un adolescente de 17 años murió este sábado en Miramar, donde se encontraba vacacionando con sus amigos, luego de haber sido golpeado por otro joven de la misma edad. El agresor apareció de manera imprevista, cuando una pareja estaba acusando a la víctima y sus amigos de intento de robo, y con una trompada lo dejó tirado en el piso. A partir del relato de testigos y de las imágenes de las cámaras de seguridad, la policía identificó al atacante y puso en marcha su búsqueda. La familia del chico fallecido cuestionó la inoperancia de los uniformados que estaban presentes durante la agresión y aseguró que el joven no era un delincuente. “Que quede claro que mi sobrino había ido a pasar sus vacaciones y no era un delincuente (…) Era un chico que trabajaba y estudiaba”, dijo José Coria, su tío, quien consideró que “por culpa de la inoperancia de ellos (por los policías) hoy mi sobrino está muerto”.

“Ezequiel estaba hace unos días con un grupo amigos entre los que estaba su primo, que es mi hijo. Uno cumplia 18 años y le habían regalado entre todos unos días en un departamento para que vayan a conocer la costa”, contó José Coria, tío de Ezequiel Lamas, joven de 17 años oriundo de la localidad bonaerense de González Catán, partido de La Matanza. Coria explicó –a partir del relato de uno de los chicos que estuvo presente durante el episodio– que este viernes los jóvenes habían ido al cajero para comprar comida cuando Ezequiel “tropezó con una pareja, les pidió disculpas y el marido lo insultó y le quiso pegar”.

Mirá También:  CALENDARIOS DE PAGO DEL JUEVES 25 DE FEBRERO

Según sostuvo la pareja, que se encontraba con su hija de 5 años, los adolescentes habrían querido robarles y por eso llamaron a la policía. Cuando llegaron los uniformados, se encontraron con una mujer de 35 años que junto a su pareja acusaba a los tres amigos de haber intentado robarles y de amenazar a su hija con un arma blanca.

De acuerdo a los investigadores, en ese momento y de manera imprevista, otro joven que se encontraba entre quienes observaban lo ocurrido le dio un golpe de puño a Lamas, quien cayó y golpeó su cabeza contra el piso, mientras el agresor escapó del lugar.

El primo de Lamas que estaba junto a él al momento del hecho contó que la víctima permaneció “inconsciente por unos minutos” hasta que lograron reanimarlo, tras lo cual, lo trasladaron hasta un centro asistencial local. Allí, Lamas comenzó a tener “convulsiones y vómitos”, por lo que lo derivaron al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de la vecina ciudad de Mar del Plata donde se constató que presentaba un traumatismo de cráneo y un “derrame cerebral”, relató el chico. Lamas permaneció internado en grave estado y este sábado, finalmente, murió como consecuencia de las lesiones sufridas.

Durante la internación, según informó una fuente de la investigación, se intentó tomar declaración al chico pero no recordaba nada de lo sucedido. La investigación quedó a cargo del fiscal Walter Martínez Soto, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Mar del Plata, quien caratuló la causa como “homicidio preterintencional” y pidió la detención del sospechoso que aún permanece prófugo. Se cree que este joven, que pudo ser identificado a partir del relato de los testigos y de los registros de las cámaras de seguridad, reside en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y también se encontraba de vacaciones en Miramar.

Mirá También:  Neuquén: Masiva movilización repudió el fallo y exigió justicia para Lucía Perez

Según los primeros resultados de la autopsia, Lamas presentaba cortes en el mentón producto del puñetazo y lesiones en la cabeza a raíz del impacto contra el suelo.

Los hechos quedaron registrados también en dos videos que se difundieron a través de las redes sociales: en uno se lo ve a Lamas tirado en el suelo mientras que varios policías lo miran y en el otro ya está reanimado, sentado en un banco y con sangre en la boca. “Por culpa de la inoperancia de ellos (por los efectivos) hoy mi sobrino está muerto”, añadió Coria.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario