Sindicatos de transportistas y movimientos sociales volvieron a las calles para pedirle al gobierno nacional que frene “este esquema continuo de aumento desmedido”con una jornada de protesta en el centro porteño. Desde temprano, integrantes de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) junto a Polo Obrero, MTR, MAR y la CTA se concentran en la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio, desde donde marcharán luego hacia el Ente Nacional Regulador de la Electricidad y hacia el Ministerio de Desarrollo. Por otro lado, integrantes de los movimientos sociales Evita, CTEP, CCC y Barrios de Pie, acompañados por ATE, se agrupaban desde las 10 en la intersección de Suipacha y Diagonal Norte con el objetivo de presentar un proyecto de ley a los diputados de la oposición para que se congelem los aumentos en las boletas. 

Los manifestantes aseguran que tuvieron que concentrarse nuevamente en el ENRE ante la falta de respuesta del Gobierno nacional, que profundiza subas que afectan el bolsillo de los argentinos. “Debemos frenar por todos los medios este tarifazo que es brutal para el conjunto de los trabajadores. El año pasado tuvimos dos marchas masivas al ENRE y al Obelisco. Nunca hubo ningún cambio y todo empeoró, sin escuchar la voz de la gente”, advirtió Juan Carlos Schmid, secretario general del CATT, quien denunció el “saqueo a los bolsillos”. “Este Gobierno no nos da señales que demuestren un cambio de rumbo, es más: profundizan la crisis. Por eso volvemos a marchar”, agregó. 

 

La CATT participa de la marcha junto a una multisectorial que también componen gremios como ATE, diversos sindicatos de la industria y servicios, así como también la CTEP. Como en las anteriores movilizaciones al ENRE de Febrero y Mayo del 2018 que convocó la CATT, se espera una teatralización representativa acerca del aumento de las tarifas de servicios públicos.

Mirá También:  Preocupa el aumento de ocupación de camas en terapias intensivas

El reclamo es federal y advierte también sobre la repercusión que generan los aumentos en todas las provincias del país. Por caso, Héctor González, secretario general del Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia, graficó la situación energética en el sur: “En la Patagonia Austral el impacto se sufre más profundamente y lo que se decide en Buenos Aires, nos pega más fuerte en todas las provincias”. En ese marco, pidió “una política federal energética” que deje de lado “las recetas de ajuste constante a los servicios básicos de electricidad que golpean a empresas, familias y a toda la economía”. El objetivo es que ambas cámaras traten nuevamente un paquete de medidas que congele los aumentos, similar al que se aprobó el año pasado y el gobierno vetó a las pocas horas de su aprobación. 

Mientras se realiza la concentración sobre la 9 de Julio, que culminará cerca de las 13 en el Parque Lezama con un plenario de delegados, otro grupo de organizaciones sociales se agrupan sobre Suipacha de camino al ENRE. Desde allí, marcharán luego hacia el Congreso Nacional para presentar ante los legisladores un proyecto de resolución sobre la “Problemática energética nacional. Emergencia tarifaria y reorganización del sistema energético”. Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la CTEP, señaló al respecto: “Para nosotros es fundamental estar unidos con los sectores de la producción de la energía, de la producción industrial, de la producción agraria porque si no hay producción, no hay trabajo. Y ni hablar del sector que nosotros representamos.”

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario