Los Caballos y las Vías
Nota II

La Primera Línea Tranviaria

Unió la Terminal de Retiro del Ferrocarril del Norte con la Plaza de las Victorias (actual Plaza de Mayo) el recorrido era desde Retiro por el bajo o Paseo de Julio, hoy Avenida Alem, hasta la casa de gobierno, allí una casilla servía de resguardo a los pasajeros. Fue inaugurado el 14 de julio de 1863.
La segunda línea de tranvías fue la del Ferrocarril del Sur para unir su terminal de Constitución por las calles Bernardo de Irigoyen y Lima, hasta terminar su recorrido aproximadamente en la calle Corrientes. Esto ocurre a poco de ser inaugurado el tramo Constitución – Chascomús el 14 de diciembre de 1865. El éxito de los tranvías y su comodidad y bajos costos en comparación de la utilidad que brindaba, provocó un montón de pedidos de permisos de establecer líneas dentro del centro y luego hacia los barrios porteños.
El éxito obtenido por los tranvías para el transporte de pasajeros, fue tan importante que se podría llegar a decir “que el país marchó sobre rieles a partir de los tranvías”.
A las líneas de los tranvías que completaban los servicios ferroviarios, desde sus terminales hacia el centro, se sucedieron pedidos de concesión de nuevas líneas con múltiples rumbos.
Sucede que el país vivió hasta 1853 un período de quietud, dominado por manejos despóticos que no hicieron más que desactualizar los grandes descubrimientos y avances del mundo moderno.
La Organización Nacional con sólo comunicarse con el mundo exterior logró significativos éxitos.
Se proclamó la libertad de pensamientos y la justicia tuvo un destacado rol al proclamarse la Constitución Nacional, aprobada por todos los representantes de las provincias de todo el país.
El comercio se incrementó con las nuevas posibilidades de comunicación, mejores caminos y más vehículos de transporte como galeras y diligencias que el Presidente Urquiza hizo importar directamente de Estados Unidos y Europa, las líneas de galeras acortaron las distancias, reemplazando a las tediosas carretas en el transporte de personas y más ligereza con las mercaderías en tránsito.
Un nuevo concepto en las comunicaciones aportó los ferrocarriles que desde el 30 de agosto de 1857 empezaron a cambiar las mentes de los argentinos, haciéndoles descubrir un nuevo medio de comunicación formidable que ya desde hacía más de 100 años tenía en Europa un éxito rotundo, en el país fue también arrolladora su conquista. “En 1870 se habían puesto los cimientos del sistema ferroviario de la ciudad, aun cuando todavía no había tomado forma una red nacional. El Ferrocarril del Sur había llegado hasta Chascomús (112 km.). El del Oeste lo había hecho hasta Chivilcoy (159 km.), el del Norte hasta El Tigre (30 km.) y el Ferrocarril de la Boca y Ensenada recorría la ribera hasta Barracas”.

Mirá También:  Filofobia:¿existe el miedo a enamorarse?

HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario