El muchacho de 21 años fue detenido e imputado tras agredir a una chica 18 mediante golpes de puño y con esa herramienta, cuando ella fue a buscar sus pertenencias para dejar la casa donde ambos convivían.

La fiscalía penal de Violencia Familiar y de Género 3 de Salta, Liliana Jorge, imputó a Mauro Gabriel Puló, de 21 años, por los delitos de lesiones agravadas por la relación de pareja previa y por el género, en concurso real con privación ilegítima de la libertad agravada, por tratarse la víctima de una persona a quien se le debe un respeto particular.

La víctima, una estudiante de 18 años, explicó que mantenía una relación de pareja con el acusado y que habían convivido durante dos años, hasta que hace dos semanas decidieron separarse.

El día de los hechos, ella se presentó en la casa de su ex novio a retirar sus pertenencias y éste se puso violento, por lo que le propinó golpes de puños y cabezazos, hasta que finalmente tomó un martillo y la golpeó en la cabeza.

Cuando la chica intentó escaparse del lugar, el joven lo impidió y le cerró la puerta.

Los voceros explicaron que alguien que se percató de lo que estaba sucediendo alertó del hecho a la Policía, que se presentó en la vivienda, situada en la calle España al 900, del macrocentro salteño, donde se procedió a la detención de Puló.

Mirá También:  Freno a las facturas de luz y gas absurdas: el gobierno les puso límites

Tras conocer la acusación en su contra, el imputado quedó detenido y con pedido de mantenimiento de detención, mientras se completan las diligencias y pericias solicitadas.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario