Operadores y funcionarios de Turismo coinciden en pronosticar que este año los argentinos tomarán vacaciones en el país, ya que la devaluación encareció los viajes al exterior, y por estadías cortas, con un promedio de cuatro días.

Los primeros balances del comienzo de la temporada veraniega ya dejaron algunos datos: menos viajes al exterior, menos días de vacaciones, menos gastos cada día. Los operadores turísticos, en general, reconocen que la devaluación del peso respecto del dólar favorece el turismo interno. Pero matizan su optimismo al reconocer también que la situación económica lleva a que las vacaciones se acorten. Para terminar de plantear el panorama, Mar del Plata, principal destino turístico nacional, soportó una huelga de trabajadores municipales que duró 29 días y la amenaza de un paro de guardavidas. Ambas protestas fueron desactivadas con sendas conciliaciones obligatorias, por lo que habrá que ver qué pasa en la segunda quincena.

Acerca del acortamiento de las vacaciones, la subsecretaria de Turismo de la provincia de Buenos Aires, Martina Pikielny, lo expresó con absoluta elegancia: “La nueva mirada que los turistas prefieren es hacer más microcortes a lo largo del año”. El operador turístico Maximiliano Alfaro, country manager de un buscador de viajes y reservas de alojamiento, se manifestó en el mismo sentido, a asegurar que “el fortalecimiento del turismo en nuestro país está impulsado por un cambio en la forma de viajar del argentino, con estadías más cortas”.

No es una característica privativa de los bonaerenses. El presidente de la Agencia Córdoba Turismo, Julio Bañuelos, pronosticó que “va a haber un turismo más categorizado” y que “toda la gente que va a venir va a estar cuidando mucho el bolsillo”.

Bañuelos hizo un balance de las expectativas para estas vacaciones estivales y consideró: “Si llegamos al 73 por ciento de promedio en enero, para nosotros sería espectacular. En verano, arrancamos los lunes con ocupación de un 60 por ciento y tenemos picos de 90 los fines de semana; seguramente se va a repetir ese esquema. Eso sería un buen resultado para nosotros”.

Mirá También:  España va a elecciones con una agenda cargada

Por su parte, el secretario de Turismo de Villa Carlos Paz, Sebastián Boldrini, se mostró muy optimista respecto del verano que acaba de comenzar y consideró que la “ocupación va ser buena, entre 75 y 85 por ciento, en toda la temporada”. El titular de la cartera destacó que ese número ese porcentaje es muy elevado ya que esa ciudad del Valle de Punilla es la mayor en cantidad de plazas hoteleras de toda la provincia.

“Vamos a superar el millón de turistas, como todos los años”, confió Boldrini, aunque reconoció que luego “habrá que ver la estadística final”, y destacó que fue “muy bueno” el fin de semana de Año Nuevo, en tanto que se espera la mayor llegada de visitantes desde el domingo 6 de este mes, luego de la celebración de Reyes. En lo referido a la gastronomía, el secretario consideró muy probable que “baje el consumo en restaurantes de mayor calidad, y aumente la cantidad de gente que elija menús más económicos como pizzas, lomitos o hamburguesas”.

La tendencia a las “vacaciones de fin de semana” se replica en costa. El balneario bonaerense de Monte Hermoso registró durante el primer fin de semana del año un 98 por ciento de ocupación en sus más de 3.200 plazas hoteleras. Desde el 28 de diciembre hasta el 1 de enero “se registró un 95 por ciento de ocupación en hoteles y aparts y un 93 por ciento en cabañas. En tanto que el fin de semana de Reyes hubo un 91 por ciento de ocupación en aparts hotel, otro del 71 por ciento en hoteles mientras que en cabañas un 72 por ciento”, según un informe oficial.

Por su parte el director de Turismo del balneario, Gonzalo Gutiérrez, expresó que “el fin de semana pasado, en el marco de los festejos por Reyes Magos, tuvimos en promedio una ocupación del 80 por ciento. Lo que notamos es que durante las semanas pasadas la gente opta por reservas hacia el fin de semana”, agregó.

Mirá También:  Polémica interpretación de Sica sobre el aumento de los alimentos

Gutiérrez sostuvo que “hay muchas reservas y consultas. Lo que notamos es que los turistas optan por pocos días para jueves, viernes, sábado y domingo” al expresar que “la gente sale de vacaciones y más como ocurre con el tema económico, que muchos no se van a ir al exterior y se quedarán en el país”.

El fin de semana extralargo generado por el Año Nuevo registró importantes niveles de reservas en alojamientos para los principales destinos turísticos del país. Así lo indica el informe con datos preliminares recabados por la Federación de Cámaras de Turismo de la República Argentina junto con la Cámara Argentina de Turismo. De casi medio centenar de destinos consultados, el promedio nacional de reservas para ese fin de semana largo ascendió al 78,5 por ciento. “Es un excelente inicio para la temporada y marca el pulso de lo que vendrá para los próximos días”, señaló el presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), Aldo Elías.

Por su parte, según las estimaciones de la Secretaría de Turismo de la Nación, más de 1.970.000 turistas se movilizaron por todo el país, lo que significó un crecimiento interanual del 22,6 por ciento respecto del mismo período de 2017.

La primera semana de enero arrojó números alentadores. La ocupación hotelera del primer fin de semana de enero fue “muy buena para todos los destinos de la provincia”, según la titular de turismo bonaerense.

De acuerdo con la Encuesta de Ocupación Hotelera de la Subsecretaría de Turismo del Ministerio de Producción de la provincia de Buenos Aires, ese fin de semana registró una proyección de ocupación del 62 por ciento para toda la provincia que podría trepar al 80 por ciento en algunos destinos si se consideran los viajeros “de último momento”.

Así lo manifestó Pikielny y precisó que “ello significa un crecimiento del 2 por ciento y acompaña la tendencia positiva de crecimiento observada en los fines de semana largos de Navidad y Año Nuevo”. De acuerdo con la Encuesta, ese fin de semana hubo unas 90.950 plazas hoteleras reservadas en las regiones Costa Atlántica, los distritos de “escapadas” y termas, y sierras. Así, la Costa Atlántica tuvo el mayor porcentaje de tasa de proyección de ocupación: el 64 por ciento, con 83.413 plazas hoteleras reservadas; mientras que las regiones de “escapadas” y termas mostraron una proyección del 36 por ciento, con 3809 plazas reservadas.

Mirá También:  JULIETA SPINA: “LA COMEDIA MUNICIPAL NOS REPRESENTA" 

La situación es similar en todos los destinos turísticos del país. La ciudad de Villa Carlos Paz, el principal destino turístico de Córdoba, registró un 70 por ciento de ocupación en la primera semana del año y, según las expectativas oficiales, para los próximos días se esperan aumentos en el movimiento turístico.

El secretario de Turismo y Deportes de la Municipalidad de Villa Carlos Paz, Sebastián Boldrini, precisó a los medios locales que “a partir de los próximos días tenemos un registro de llegada de turistas estable que pernoctan en la ciudad con un promedio de cuatro a cinco noches”.

San Luis tuvo una importante afluencia turística durante la primera semana del año, que generó una ocupación promedio del 80,7 por ciento de las 40 mil plazas hoteleras de la provincia, según el Ministerio de Turismo puntano.

En tanto que Mendoza tiene una temporada turística que a esta altura de enero supera en casi un 10 por ciento a la del año anterior, alcanzando el 75 por ciento de ocupación en toda la provincia, y según reveló Gabriela Testa, titular del Emetur (Ente Mendoza de Turismo), “estamos por encima de los 75 mil turistas y las perspectivas son muy buenas para toda la temporada”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *