La muerte se produjo el 7 de enero y se confirmó ayer, luego de constatarse que se trataba del hantavirus. La cepa es diferente a la de Chubut porque el contagio no se produce entre personas, por lo que no hay aislamiento.

Desde el área de Epidemiología del Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, Salta, confirmaron la muerte de un joven de 28 años por hantavirus. El hombre falleció el 7 de enero en Tartagal, pero recién ayer se confirmó el diagnóstico. El ministerio aseguró que se trata de una cepa distinta de la que provocó diez muertes en la Patagonia y que no se transmite de persona a persona. Además, hay otro joven salteño internado como “segundo caso sospechoso” de hantavirus.

“En lo que va del 2019 se notificó hasta ahora un solo caso de hantavirus en un paciente de 28 años que falleció el 7 de enero en el hospital de Tartagal y hoy se confirmó su diagnóstico”, informó Paula Herrera, jefa de la Sala de Situación del Ministerio de Salud Pública de Salta. La funcionaria señaló que no se trataría de la cepa Andes que hay en Epuyén. “A diferencia de lo que ocurre en el sur, acá no hemos tenido nunca la circulación de la cepa Andes, sino que siempre se trata de las cepas Bermejo y Orán cuya característica es que el contagio no se produce persona a persona, sino solamente a través de contacto con las secreciones del roedor”, explicó Herrera.

Por otro lado, hay otro joven de 19 años internado y, aunque todavía no hay confirmación, se sospecha que se trata del segundo caso de hantavirus en la provincia. Según Herrera, el joven presenta los síntomas de la enfermedad y estuvo de cacería en la misma zona en la que contrajo el virus el hombre que falleció, en la localidad de Coronel Cornejo, en el departamento San Martín, cuya cabecera es Tartagal. “El joven evoluciona favorablemente y ya salió de terapia intensiva, mientras estamos a la espera del laboratorio”, dijeron voceros del ministerio. A diferencia de los casos del sur, el paciente no fue aislado porque se trata de una cepa del virus que no se transmite de persona a persona.

Mirá También:  Masacre de San Miguel del Monte: familiares de las víctimas reclamaron justicia

Viviana Heredia, médica del hospital de Tartagal, informó que el hombre que falleció era un trabajador rural que ingresó al establecimiento el 1 de enero. El segundo caso llegó al hospital con fiebre, decaimiento y dolor de cabeza, algunos de los síntomas del virus.

Para Herrera, los casos de Salta no constituyen un brote de hantavirus. “Lo que estamos viendo hasta ahora está dentro de los casos esperados”, aseguró y explicó que “se habla de brote cuando hay más de los casos esperados para una determinada patología”. La funcionaria de la cartera de Salud afirmó que en 2018 “a esta altura del año ya teníamos 14 casos de hantavirus positivo y dos fallecidos”. También aseguró que, si bien trabajan para disminuirlos, la provincia tiene un promedio anual de 30 casos confirmados como positivos por hantavirus que se concentran fundamentalmente en los departamentos de San Martín y Orán. “El año pasado nos notificaron 38 casos positivos en diferentes localidades y siete muertos”, precisó.

Aunque Herrera minimizó la gravedad de los casos, aseguró que están tomando “las medidas que corresponden” para prevenir el contagio de la enfermedad. “Lo que estamos difundiendo es el tema de desmalezar y descacharrar. Si se ven roedores o baldíos descuidados notificar al municipio. Evitar todos los lugares donde puedan anidar y tener contacto con humanos”, aconsejó.

Por su parte, Heredia sostuvo que, como el virus se transmite por las secreciones, orina y excremento de ratas, “hay que evitar la contaminación de alimentos, el ingreso a lugares cerrados donde pueden haber habido ratones”. En la misma línea, la funcionaria de la cartera de Salud advirtió que, si se entra a un galpón que estuvo cerrado durante mucho tiempo, se debe hacer la limpieza en húmedo “para evitar levantar el polvo o aerosolizar el virus”.

Mirá También:  Prepagas: la Justicia falló a favor del aumento

El hantavirus es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus hanta. Se puede transmitir por inhalación en lugares abiertos o cerrados; por contacto directo al tocar roedores infectados vivos o muertos o sus secreciones; por la mordida de un roedor infectado o, en el caso de la cepa del Sur, por estar en contacto con una persona infectada durante los primeros días de los síntomas.

“Ante los primeros síntomas consultar lo antes posible porque sí depende de eso la evolución”, afirmó Herrera. Los síntomas pueden incluir fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea y, después de unos días, aparece dificultad para respirar. Esto se conoce como “síndrome cardiopulmonar por hantavirus” y, de no tratarse a tiempo, puede ser mortal.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario