En la reapertura de la paritaria por el avance inflacionario, el Ministerio de Educación les otorgó a los profesores un incremento a cuenta no remunerativo ni bonificable. Los sindicatos advirtieron que es insuficiente y piden un 16,6 por ciento.

Ante la pérdida que sufrieron los salarios de los docentes universitarios frente al avance de la inflación, los gremios consiguieron que el Ministerio de Educación les otorgue un nuevo incremento del 5 por ciento –no remunerativo y no bonificable– a cuenta de la negociación aún abierta. “El aumento que otorgó el Gobierno está lejos de resolver las necesidades de los trabajadores frente a la inflación récord a la que nos llevaron”, avisó Carlos De Feo, secretario general de Conadu. Los gremios ya avisaron que, si no hay acuerdo, no comenzarán normalmente las clases en las universidades públicas.

La paritaria de los docentes universitarios, que incluye a los 170 mil profesores y profesoras de todo el país, se cerró en septiembre pasado, tras un mes de huelga en las 57 universidades de todo el país y tras múltiples manifestaciones y protestas de la comunidad académica, con una recomposición salarial del 26 por ciento, con dos cláusulas de revisión, una a fin de año y otra en febrero.

Mirá También:  El Gobierno avanza en el diseño de un ingreso universal básico

Después de conocerse los datos oficiales del Indec, que arrojaron una inflación del 47 por ciento para el último año, la semana pasada se ejecutó esa primera cláusula y se abrió la negociación: sin presentar propuesta alguna, la cartera de Educación pidió un cuarto intermedio hasta ayer.

En el Palacio Sarmiento se reunieron el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, y el secretario de Políticas Universitarias, Pablo Domenichini, con los secretarios generales de la Fedun, Daniel Ricci, y de la Conadu, Carlos De Feo. También participaron representantes de la Ctera y la Fagdut (UTN). Los funcionarios informaron que se otorgará, en forma unilateral, un adelanto del 5 por ciento en negro, a cuenta de la negociación, para ser liquidado en febrero.

“Seguimos exigiendo el aumento sustancial que corresponde a los docentes universitarios para defender el poder adquisitivo y el 29 tomaremos resoluciones en este sentido en nuestro plenario de secretarios generales”, avisó De Feo. La Conadu remarcó que, con el índice inflacionario registrado, corresponde que el aumento salarial en la cláusula de revisión sea del 16,6 por ciento, “algo que está muy lejos de lo otorgado por el Gobierno”, y anticipó que “de no mejorarse la propuesta en las futuras reuniones pone en vilo este instrumento para futuros acuerdos paritarios”. La federación reclamó, además, el blanqueo del adicional no bonificable, junto a la activación de los fondos para regularizar a los contratados y ad honorem que están contemplados en el acuerdo paritario, así como mayor presupuesto para el sistema universitario y científico.

Desde Fedun destacaron que el 5 por ciento, que será blanqueado a partir de marzo, cubre de manera parcial la pérdida salarial producto de la inflación. De hecho, la semana próxima los gremios continuarán insistiendo en el reconocimiento del desfasaje que tuvo la paritaria de los docentes universitarios respecto de la inflación, con la consecuente pérdida del poder adquisitivo de los salarios. Desde la Fedun explicaron que el aumento a cuenta sigue siendo insuficiente respecto de la inflación del 47 por ciento del año pasado y los incesantes aumentos en las tarifas de los servicios públicos que padecen los trabajadores a partir de enero. Con ese argumento, manifestaron que la federación docente sostendrá el reclamo “para que los docentes universitarios mantengamos el poder adquisitivo de nuestros salarios”. Por otro lado, informaron que la segunda cuota del Bono de Fin de Año otorgado por la Secretaría de Políticas Universitarias se abonará junto con el sueldo de enero.

Mirá También:  Proyecto de ley para la elaboración de un protocolo para la atención en villas

“La posición de la federación es no perder poder adquisitivo frente a la inflación –sostuvo Daniel Ricci, titular de la Fedun—, por ello continuaremos la discusión de la paritaria, con las revisiones del año pasado, sosteniendo nuestro reclamo, para que los docentes universitarios logremos equiparar nuestros salarios a la inflación.”

De la negociación no participan los representantes de la Conadu Histórica, quienes denunciaron haber sido excluidos por el ministro Finocchiaro por no haber firmado el acuerdo paritario del año pasado.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *