La situación está difícil, tuvimos que abrir comedores a pedido de la gente. Aumentó mucho la cantidad de personas que vienen a comer”, admitió ayer Margarita Barrientos, la referente social más cercana al presidente Mauricio Macri. Durante una entrevista radial, la titular del comedor Los Piletones reconoció que “la gente que menos tiene es la más afectada” por la actual política económica y hasta cuestionó la iniciativa oficial de bajar la edad de imputabilidad.

Barrientos consideró que durante los últimos años “lamentablemente aumentó mucho la necesidad” y señaló que “la falta de trabajo hace que la gente vaya a los comedores” comunitarios. La principal razón por la cual ocurre esto, sostuvo, es porque “la economía del país nos afectó a todos, y la más afectada es la gente que menos tiene”.

Por otra parte, la referente puso en duda la iniciativa del Gobierno de bajar la edad de imputabilidad a los 15 años, al sostener que “no solucionaría la inseguridad”. En su criterio, “tener a un chico de 15 o 16 años encerrado en una cárcel o instituto no sirve” y, por el contrario, hace que “salga más violento”. “Tenemos que darles una solución para que puedan salir adelante”, consideró.

“Tendrían que tener trabajo, tendría que haber escuelas de capacitación para una salida laboral. Enseñarles a trabajar, la juventud no sabe trabajar porque la familia vivió siempre de los planes”, cuestionó por otro lado, al tiempo que indicó que “se están viviendo situaciones muy difíciles, por un celular o unas zapatillas te matan”. “Uno trabaja con ellos en el barrio, y trata de recuperarlos y darles trabajo”, agregó.

Mirá También:  El FMI se toma su tiempo. El primer desembolso del acuerdo se producirá recién en un mes

Sin embargo, a pesar de las críticas y tras reconocer que hubo un aumento del drama social desde la llegada de Cambiemos al poder, durante la charla con El Destape Radio, Barrientos se esforzó por no apuntar directamente contra Macri, a quien respalda desde que era jefe de Gobierno porteño y recibe habitualmente en el comedor popular ubicado en el barrio de Villa Soldati. Por ejemplo, contó que “hace cinco meses” Los Piletones debió abrir otro comedor en la localidad bonaerense de Cañuelas, pero aseguró que la decisión fue tomada “por pedido de la gente”.

“Yo siempre lo apoyé a Mauricio y siempre lo voy a seguir haciendo. Pero bueno, Dios dirá. Qué se yo. Es difícil opinar sobre eso en este momento”, dijo, y hasta comentó una anécdota: “El otro día un jubilado en el banco me dijo: ‘A mí no me dieron el bono, pero no me importa. Lo voy a votar porque vamos a salir adelante’. Y eso da fuerzas”. Por último, la fundadora de Los Piletones pidió que “quien gobierne, lo haga pensando en el prójimo que lo votó y no en el bolsillo”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *