La búsqueda incesante del niño de 2 años que cayó en un pozo de 110 metros de profundidad en Málaga concluyó en la madrugada. Los rescatistas llegaron al cuerpo sin vida de Julen.

Después de trece días de búsqueda, los rescatistas encontraron el cuerpo sin vida de Julen Roselló, el niño de 2 años que cayó en un estrecho pozo de 25 centímetros de diámetro y 110 metros de profundidad en Totalán, Málaga. Llegaron a través de una galería horizontal. El nene estaba atrapado a más de 70 metros de profundidad.

Los últimos metros se dificultaron porque los expertos encontraron cuarcita, uno de los minerales más duros del mundo, lo que obligó a otra minivoladura que retrasó el operativo.

Más de 300 efectivos trabajaron por turnos desde el primer día para rescatar al niño que se cayó en la perforación para encontrar agua. Julen que estaba con familiares en una finca cayó en el orificio. La estrechez de la perforación y las características del terreno dificultaron el operativo en el que actuaron en forma conjunta mañana, tarde y noche efectivos de la Guardia Civil de diversas unidades, como del equipo de montaña, unidades de la localidad de Vélez-Málaga, del Seprona, de Actividades Subacuáticas, Tedax; así como administraciones como el gobierno central, la Junta de Andalucía, la Diputación malagueña y los ayuntamientos de Totalán y Málaga y organismos dependientes de ellas como 112 Andalucía, el Consorcio Provincial de Bomberos y de la capital.

Deja un comentario
Mirá También:  Cuáles son los motivos por los cuales WhatsApp eliminará cuentas sin previo aviso

Artículos Relacionados

Deja un comentario