Con la confirmación de Río Negro, son nueve hasta el momento las provincias que decidieron desdoblar los comicios locales de los nacionales. El gobernador rionegrino Alberto Weretilneck confirmó ayer que las elecciones en su provincia, donde busca la reelección, serán el 7 de abril. La gran incógnita sigue siendo Buenos Aires, donde la gobernadora María Eugenia Vidal necesita evitar cargar con el lastre de la gestión de Mauricio Macri, que al mismo tiempo no puede prescindir de sus votos.

“Los rionegrinos y rionegrinas elegiremos Gobernador y Vicegobernador de Río Negro, y Legisladores Provinciales, el próximo domingo 7 de abril de 2019”, confirmó Weretilneck en su cuenta de Twitter tras firmar el decreto de convocatoria en medio de críticas de la oposición, que cuestiona su intención de buscar la reelección. Weretilneck asumió como vicegobernador en diciembre de 2011 pero 21 días después se hizo cargo del Ejecutivo por la muerte de su titular Carlos Soria. En 2015 se postuló y ganó el que considera su primer mandato. La oposición, en cambio, interpreta que ese fue el segundo y objeta que vuelva a presentarse porque la Constitución provincial prohíbe dos reelecciones. “Muy buena noticia”, ironizó ayer Martín Soria, presidente del PJ de Río Negro, sobre el anuncio del ex vice de su padre. “Cuanto antes deje el gobierno el socio de Macri, mejor para todos los rionegrinos”, disparó Soria, alineado con el Frente para la Victoria.

Mirá También:  Cómo es el proyecto de ley impositiva que propuso Axel Kicillof para la Provincia

La confirmación agregó otra fecha al saturado calendario electoral que tendrá su primera escala en La Pampa, donde el gobernador Carlos Verna dispuso que las primarias se realicen el 17 de febrero y las generales el 19 de mayo con Sergio Ziliotto como candidato del PJ. Neuquén, donde no hay primarias abiertas y cada frente electoral define sus candidaturas en internas partidarias, será la primera provincia que elegirá autoridades: el gobernador Omar Gutiérrez, líder del Movimiento Popular Neuquino, llamó a votar el 10 de marzo.

Su par de San Juan, Sergio Uñac, fijó las elecciones primarias para el 31 de marzo, mientras que las generales se llevarán a cabo el 2 de junio. La primaras de la provincia de Chubut se realizarán el 7 de abril y las generales el 9 de junio, según dispuso el mandatario Mariano Arcioni, mientras que el entrerriano Gustavo Bordet estableció que se vote el 14 de abril para definir candidaturas y el 9 de junio las generales. El socialista Miguel Lifschitz, gobernador de Santa Fe, convocó las primarias abiertas para el 28 de abril y las generales para el 16 de junio, en tanto el cordobés Juan Schiaretti llamó a votar el 12 de mayo en su provincia, donde no habrá primarias.

En Tucumán, finalmente, el gobernador Juan Manzur cuenta desde la semana pasada con el aval de la Sala I de la Cámara de Apelaciones, que lo habilitó a anticipar las elecciones de su provincia a los comicios nacionales. El diputado radical José Cano presentó el viernes un amparo para que la justicia le ordene al Ejecutivo que se abstenga de convocar a elecciones antes del calendario nacional.

Mirá También:  También en Cancillería hay designaciones de último momento

Todos los distritos que desdoblarán las elecciones provinciales de las nacionales (donde las primeras están previstas para el 11 de agosto y las presidenciales y legislativas nacionales para el 27 de octubre) son gobernados por el peronismo, con el agregado del Movimiento Popular Neuquino. Las excepciones a la regla son Formosa y Salta, donde los peronistas Gildo Insfrán y Juan Manuel Urtubey, respectivamente, mantienen su calendario electoral pegado al de los comicios nacionales.

La provincia de Buenos Aires, donde Cambiemos buscará la reelección de la gobernadora María Eugenia Vidal, tiene abierto el debate sobre el posible desdoblamiento, que la mandataria pretende definir entre febrero y marzo. De esa discusión, además del presidente Macri, participan el jefe de gabinete Marcos Peña y el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, quienes no simpatizan con la idea de separar las elecciones nacionales de las del primer distrito nacional, donde confían en los votos que pueda cosechar el “Hada Buena”.

Los otros gobernadores de Cambiemos, como el jujeño Gerardo Morales o el mendocino Alfredo Cornejo, no confirmaron todavía sus respectivos calendarios pero no se descarta que se sumen a la ola de separación de las contiendas locales de la nacional. En tanto, se aguardan los anuncios de Chaco, Tierra del Fuego, La Rioja, Catamarca y Santa Cruz, quienes podrían sumarse a la ola de sus pares peronistas. Santiago del Estero y Corrientes son las únicas provincias que eligieron autoridades en 2017, por lo que no tendrán elecciones locales.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *