El Peque García, imputado por la muerte de una joven en una fiesta ilegal en La Plata, fue detenido en San Bernardo, tras la denuncia de tres mujeres que huyeron de un local en donde eran sometidas a la prostitución.

Aunque el RRPP Raúl Ismael García siga siento “El Peque” para su larga carpeta de amigos y contactos políticos, su prontuario judicial es cada vez más grande. García, que presume de sus fotos abrazado con el presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y otras personalidades de la Coalición Cambiemos, fue detenido en el balneario de San Bernardo, en una causa federal por trata de mujeres obligadas a ejercer la prostitución. La figura de “El Peque” había alcanzado cierta notoriedad porque es uno de los cuatro imputados por “homicidio simple con dolo eventual”, por ser co-organizador de la fiesta ilegal en la que murió ahogada, el 1 de enero de 2016, la joven Emilia Uscamayta Curi. A esta causa, que ya fue elevada a juicio oral, se le sumó ahora la denuncia por trata formulada por tres mujeres de nacionalidad venezolana que lograron escapar del sórdido lugar donde eran explotadas.

Mirá También:  PROCESO DE RECUPERACIÓN DE PLAZA LA BARRACA

La causa comenzó cuando las tres mujeres lograron escapar del parador donde estaban retenidas en contra de su voluntad y se comunicaron con el número 145 de la Oficina de Rescate y Acompañamiento de las víctimas de trata. A partir de allí se hicieron dos allanamientos, uno en el lugar donde habían estado las denunciantes y en el que –según sus testimonios– se encontraban otras víctimas. Sin embargo, los responsables del lugar ya lo habían desalojado cuando llegó la policía, pero de todos modos se habrían encontrado elementos que certificarían la actividad ilegal que allí se desarrollaba. El otro allanamiento fue en el departamento donde vivía Raúl Ismael García, quien por ahora es el único detenido.

La causa tramita en el juzgado federal de Dolores, a cargo de Alejo Ramos Padilla, pero durante la feria actúa como subrogante el titular del Juzgado Federal 1 de Necochea, Bernardo Bibel, quien ordenó los procedimientos. El delito por el que se imputa a García está contemplado en el artículo 145 del Código Penal, con una sanción de entre cuatro y ocho años de prisión, pero cuando se confirma la existencia de “engaño o fraude” a las víctimas, como sería en este caso, cabe aplicar el 145 bis, que eleva la pena a entre cinco y diez años de cárcel.

El abogado Adrían Rodríguez Antinao, representante legal de la familia de Emilia Uscamayta Curi, ecordó que la causa fue elevada a juicio oral por el juez platense Fernando Mateos, quien avaló la acusación formulada por la Fiscalía, que calificó lo ocurrido ese 1 de enero de 2016 como “desobediencia y homicidio simple con dolo eventual”. La fiscal Ana María Medina tuvo a su cargo la instrucción y en el juicio actuará la fiscal Graciela Rivero.

Mirá También:  Otra planta cerrada

Los cuatro imputados son “El Peque” García; Carlos Bellone, propietario de la casaquinta de Melchor Romero donde se realizó la fiesta clandestina que había sido prohibida, y los empresarios Santiago Piedrabuena y Gastón Haramboure. El juicio estará a cargo del Tribunal Oral 3 de La Plata, integrado por Santiago Paulini, Andrés Vitali y Ernesto Domenech. El abogado de la familia Uscamayta Curi aclaró que “el proceso está demorado porque hemos presentado un escrito para que Domenech explique cuál es su relación con la diputada provincial de Cambiemos Carolina Píparo, porque ha sido visto en su despacho”.

Rodríguez Antinao explicó que “es necesario que aclare el tipo de relación que tiene con la diputada, porque este es un juicio en el cual hay fuertes conexiones con la política platense y nosotros queremos estar seguros de que se garantice la imparcialidad”. El Peque García es un conocido “hombre de la noche” muy cercano a la gobernadora Vidal y al intendente de Cambiemos en La Plata, Julio Garro, además de posar al lado de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, y hasta con la diputada Elisa Carrió. Militante de Cambiemos, acompañó a Vidal en su campaña electoral, en 2015.

La causa por la fiesta clandestina fue desdoblada, dado que sigue la investigación para determinar si hubo complicidades políticas para autorizar un evento que, desde el plano formal y legal, había sido prohibido. Esta investigación sigue a cargo de la fiscal Medina y hasta hoy el único imputado es el comisario retirado Daniel Piqué, quien tuvo que renunciar al cargo de Secretario de Seguridad de La Plata.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *