El jefe de gobierno porteño debió interrumpir abruptamente un encuentro organizado en el club Yupanqui. Como ocurrió otras veces en las últimas semanas, allí se topó con encendidos reclamos por el cierre de las escuelas nocturnas. «¡Rata! ¡Te escapás como rata!», le gritaron mientras dejaba el lugar rodeado por su seguridad.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tuvo que retirarse, escoltado por su personal de seguridad, de una reunión con vecinos de la Comuna 8 frente al fuerte reclamo en contra del cierre de las escuelas nocturnas. «Invirtamos en educación y no va a haber necesidad de hacer ninguna cárcel. Invirtamos en tizas, jefe de Gobierno», le reclamó un vecino antes de que Larreta tuviera que abandonar el encuentro asediado por el reclamo y sin ningún vecino que se animara a defender la decisión del gobierno porteño.

«A los vecinos que vinieron a hablar de los problemas del barrio, otro día hacemos una reunión», se disculpaba Larreta frente al puñado de vecinos que se había acercado a la sede del club Yupanqui, descartando que el cierre de cursos en las escuelas comerciales nocturnas pudiese afectar a alguno de ellos y sin que ninguno lo defendiera frente a las críticas de quienes rodearon al jefe de gobierno con una bandera que rezaba: «Las escuelas nocturnas no se cierran.»

Como ocurrió repetidas veces en las últimas dos semanas —recientemente en otra reunión vecinal en Parque Patricios—, un grupo de docentes se acercó al encuentro vecinal planificado por el Gobierno de la Ciudad para reclamar en contra de la decisión que ya clausuró la posibilidad de inscribirse en las escuelas comerciales nocturnas y amenaza con dejar sin horas cátedra a docentes y no docentes que trabajaban en esos espacios educativos.

Mirá También:  Mendoza: un hombre alcoholizado saltó desde 115 metros

«¡No griten más!», «¡No griten más!», pedía Larreta al grupo que, con banderas y cánticos, le recordó al jefe de gobierno que el ciclo lectivo 2019 sigue acercándose sin que el conflicto se resuelva, a pesar de la advertencia de los gremios de no iniciar las clases. En los audios de los videos que trascendieron por las redes, Larreta ya no intentó argumentar que no se cerrará ninguna escuela.

«Señor, señora, no sea indiferente, se cierran las escuelas en la cara de la gente», convocaban los manifestantes al puñado de vecinos que permanecían como decorado observando el repudio contra la decisión del gobierno porteño. Sin lograr calmar los ánimos, el personal de seguridad rodeó a Larreta y la sacó del lugar por una puerta trasera, mientras le dedicaban: «¡Rata! ¡Te escapás como rata!».

El conflicto se abrió a partir de una resolución de la ministra porteña, Soledad Acuña, que sin consulta a los gremios docentes decidió cerrar los cursos de educación comercial en las escuelas nocturnas, con el argumento de que la currícula quedó obsoleta y arrojaba bajos niveles de egreso. Luego de que los sindicatos docentes y la comunidad educativa realizarán las primeras marchas y advirtieran que no comenzarían las clases de no dar marcha atrás con la decisión, la Defensoría del Pueblo porteña abrió una mesa de negociación a principio de año que deberá volver a reunirse en febrero. En ese espacio de diálogo Acuña se comprometió a no despedir personal, mientras que los gremios exigieron derogar el decreto y mantener los cupos, mientras se abre un debate para actualizar el diseño curricular.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *