La mayoría de los precandidatos de la oposición optan por recorrer la costa atlántica. El presidente Macri planea visitar provincias patagónicas. La gobernadora Vidal todavía duda sobre si desdoblar o no las elecciones provinciales.

Con más indefiniciones que certezas sobre las candidaturas presidenciales, muchos de los aspiran a llegar a la Casa Rosada en las elecciones de este año, no abandonan la tarea proselitista en un verano que comienza a calentar la campaña. El presidente Mauricio Macri, que ya dijo que quiere ir por su reelección, hará un paso fugaz por provincias patagónicas que nunca visitó ni ganó en elecciones pasadas. Con base en Mar del Plata, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal que aspira a un nuevo mandato hará campaña mientras deshoja la margarita del desdoblamiento o no de la elección provincial de la puja presidencial. Mientras tanto, Cristina Fernández de Kirchner en El Calafate definirá si finalmente será o no candidata presidencial. Por otra parte, otro de los postulantes del kirchnerismo, como Agustín Rossi recorre toda la costa atlántica, y Felipe Solá que aspira a ser candidato de la unidad de todo el peronismo sin proscripciones desembarcará en la ciudad costera. Sergio Massa recorrerá los pueblos remotos de dos provincias por semana con el lema “Construir una nueva mayoría para evitar otros cuatro años de Macri”. Los otros aspirantes presidenciales del peronismo federal tiene planes distintos: el salteño Juan Manuel Urtubey pasará por las playas bonaerenses para promocionar el turismo en Salta, mientras el rionegrino Miguel Pichetto suspendió sus vacaciones, se quedó en Buenos Aires para proyectar su trabajo parlamentario y recorrer el conurbano. Nicolás del Caño, del FIT, participará de los reclamos populares contra los tarifazos y visitará varios municipios del conurbano bonaerense.

Oficialistas

En la tríada de poder que Cambiemos conformó entre la Casa Rosada, la provincia y la ciudad de Buenos Aires, todos irán por su reelección. Macri arrancó el año de vacaciones en su reducto preferido de Villa La Angostura. Solo interrumpió su descanso para acto protocolar de gobierno a pocos kilómetros para ensayar los pasos de la campaña. Un helicóptero lo trasladó desde el selecto country Cumelén hasta Bariloche, donde en un acto de 15 minutos inauguró la ampliación del Gasoducto Cordillerano-Patagónico, acompañado por el aliado gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck. Allí dijo en tono de campaña que su objetivo es “transformar obras en esperanza”. El lunes recibirá en Cumelén a otro aliado, el gobernador del MPN Omar Gutiérrez, al que Cambiemos quiere destronar en las elecciones provinciales del 10 de marzo.

Mirá También:  La defensa débil de Stornelli

También, en la despedida de su descanso, aprovechará la cercanía para sobrevolar dos provincias que nunca pisó como Presidente: Tierra del Fuego y Santa Cruz, la cuna del kirchnerismo. El lunes 14 llegará hasta Ushuaia, donde será recibido por el vicegobernador Juan Arcando (la gobernadora Rosana Bertone está de licencia) y recorrerá obras financiadas por al provincia. Luego viajará hasta Río Gallegos, donde lo esperará la gobernadora Alicia Kirchner para también recorrer obras. Incluso proyecta un viaje familiar a El Calafate, el lugar en el mundo de la ex presidenta Cristina Kirchner. Por último llegará a Chubut donde, junto al gobernador Mariano Arcioni, recorrerá los muelles de Puerto Madryn desde donde zarpan los cruceros turísticos que ofrecen el avistaje de ballenas.

Las provincias patagónicas son una preocupación para las aspiraciones reeleccionistas de Macri. Allí nunca ganó una elección: ni en las generales de 2015 (en Chubut, Tierra del Fuego y Río Negro salió tercero) ni en el ballottage que lo consagró Presidente. Desde Madryn partirá directamente a Brasil para entrevistarse al día siguiente, el 16, con el presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

En los primeros meses del año, Macri asociará su campaña a obras de gobierno, especialmente en aquellas provincias que desdoblaron sus elecciones locales y que anticiparán el humor social sobre su gestión.

En tanto, la gobernadora Vidal deshoja la margarita sobre la conveniencia de desdoblar las elecciones en su provincia. Por ahora permanece en Mar del Plata donde promociona vacaciones en la costa atlántica con descuentos en hotelería, viajes, espectáculos y gastronomía para los empleados provinciales con la tarjeta del Banco Provincia. Pasó Navidad y Año Nuevo en la residencia presidencial Chapadmalal y allí permanecerá durante la primera quincena de enero.

El resto del verano recorrerá los municipios bonaerenses, especialmente aquellos gobernados por la oposición peronista para apuntalar a los candidatos de Cambiemos que aspiran a las intendencias.

Otro oficialista aspirante a la reelección es el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta. Pasará gran parte del verano en la Ciudad, con recorridas por los espacios conocidos como Buenos Aires Playa, los lugares de recreación para los porteños que no podrán salir de vacaciones.

Martín Lousteau, un posible competidor interno de Larreta estará paralizado por la indefinición. La idea de un sector del radicalismo porteño que quiere lanzarlo como candidato presidencial se frenó luego de que el socialismo santafesino y Margarita Stolbizer del GEN rechazaron su convite de sumarse a Cambiemos. Lousteau se tomará un descanso pero no hará campaña.

Mirá También:  Stolbizer denunció múltiples irregularidades en empresas de funcionarios de Cambiemos

Opositores

Cristina Fernández de Kirchner pasó fin de año en El Calafate, Santa Cruz,  junto a sus hijos. Si bien todavía no se sabe si jugará su candidatura en las presidenciales de este año, lo cierto es que la senadora y ex presidenta tampoco será prescindente en la contienda.

Pese al acoso de las causas judiciales en su contra, CFK se mostró muy activa durante gran parte del año pasado en la reconstrucción de vínculos políticos con viejos aliados de los que se había distanciado y sectores políticos y gremiales para el armado de un gran frente opositor a Macri.

Hasta tanto no haya definición sobre la candidatura de CFK, algunos precandidatos kirchneristas a la Casa Rosada hacen campaña. Es el caso del jefe del bloque de diputados del FpV-PJ y ex ministro de Defensa Agustín Rossi. El santafesino comenzó el año en la playa bonaerense de Mar del Tuyú y prolongará su estadía en la costa atlántica con recorridas por distintas localidades con la presentación de su libro “Hay otro camino”, que recopila las opiniones de una veintena de economistas –que trabajan en su campaña y por su candidatura– sobre la salida “a este presente de tristeza que Macri presenta a los argentinos como inevitable”.

La primera quincena de enero, Rossi se reunirá con referentes políticos y sociales locales, realizará visitas a unidades productivas, tendrá reuniones con empresarios, jóvenes, una nutrida agenda con medios de comunicación y la presentación del libro. Una agenda que arrancó el viernes 4 en Mar del Plata,  continuará por Miramar, Mar del Tuyú, Las Toninas, Santa Teresita, La Lucila del Mar, Costa del Este, San Bernardo y culminará el viernes 18 en Villa Gesell. Luego seguirá la campaña por recorridas por distintas provincias y el conurbano bonaerense.

Otro de los precandidatos que busca representar a un frente de unidad de todo el peronismo, que no excluya al kirchnerismo, es Felipe Solá. El diputado que abandonó el Frente Renovador junto a otros legisladores del espacio para conformar el interbloque RedxArgentina con el Movimiento Evita y la ex Libres del Sur, Victoria Donda, terminó el año con varias recorridas por diferentes provincias.

Ahora también retomará su campaña en la costa bonaerense. Solá estará la semana próxima en Mar del Plata por dos días. Allí, se reunirá con dirigentes locales, recorrerá la playa de Cabo Corrientes, se mostrará junto a su aliado Facundo Moyano y brindará una charla en un lugar a confirmar. Mientras tanto, su equipo de campaña elabora una ajetreada agenda para el resto del verano.

Dentro del espacio del peronismo federal, Sergio Massa decidió tomar su propio perfil: dejó atrás su discurso de la “amplia avenida del medio” y recorrerá durante todo el verano distintas provincias bajo la consigna “Construir una nueva mayoría que pueda ganar la elección y evitar otros cuatro años de Macri”.

Mirá También:  Tres días de duelo por la tragedia en Ruta 2

La idea de su equipo de campaña es diferenciarse “del estado vacacional” del Presidente y recorrer los pueblos más remotos de al menos dos provincias por semana. Ya incursionó por localidades del sur de Córdoba y en la agenda aparecen recorridos similares por La Pampa y Chubut. La propuesta será la charla “cara a cara” con los habitantes de los pueblos que recorrerá de manera “muy austera”, en combis que el mismo manejará y junto a un “pequeño” equipo de comunicación especializado en redes sociales. Su discurso hará eje contra la política económica de Macri y “sin límites” para la unidad que le ponga freno a su reelección.

Sus aliados dentro de mesa nacional del peronismo federal tienen otros criterios. El salteño Urtubey ratificó su precandidatura presidencial, tomando distancia del oficialismo pero fundamentalmente del kirchnerismo. Su campaña fuera de la provincia que gobierna hace casi 12 años, también será Light: por ahora viajará a Mar del Plata con su ministro de Turismo a promocionar Salta para las vacaciones.

En tanto, Miguel Angel Pichetto también comparte la idea de poner al kirchnerismo como límite a la unidad peronista. El rionegrino pasó las fiestas en Buenos Aires, no regresará por ahora a su provincia, suspendió sus vacaciones y se concentró en su tarea parlamentaria que quiere explotar como atributo de campaña. En tanto, también planifica recorridas en el conurbano bonaerense sin que todavía esté definida la agenda de visitas.

En el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño es el más activo de los precandidatos. El diputado pasó Navidad y Año Nuevo en Neuquén para respaldar la candidatura a gobernador de Raúl Godoy, el dirigente ceramista de la recuperada Zanon y visitó a las obreras de la textil Neuquén, también bajo gestión de los trabajadores. En su provincia, Mendoza, compartió una cena con trabajadores de distintos gremios y durante enero participará de distintas protestas provinciales contra los tarifazos, que mechará con recorridas por el conurbano bonaerense antes de llegar a la costa atlántica para un descanso, que no excluirá actividades de campaña.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *