Al menos 5 mil personas siguen evacuadas en las provincias de Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Santiago del Estero y Santa Fe, producto de las lluvias que provocaron inundaciones y desbordes de canales y ríos en decenas de poblaciones. En algunas zonas hubo mejoría de las condiciones temporales, lo que permitió que algunas familias volvieran a sus hogares. Durante las últimas horas, las autoridades no registraron víctimas fatales, por lo que la cantidad de muertos se mantiene en cuatro personas.

Una de las provincias más sacudidas por el temporal que azota parte del norte y todo el litoral es Chaco. Allí, un total de 1.355 personas permanecen evacuadas. Las condiciones del tiempo se mantienen estables desde ayer a la noche cuando se registraron las últimas lluvias fuertes, informaron desde la Secretaría de Protección Civil (Sinagir).

Mientras la crisis se desataba el gobernador chaqueño, Domingo Peppo, estaba de vacaciones. La magnitud del problema obligó al mandatario a suspenderlas y regresar a la provincia. El gobernador indicó que está tramitando una reunión con el jefe de Gabinete Marcos Peña con la intención de acordar un financiamiento extraordinario para la realización de obras hídricas urgentes en la provincia, a las que consideró “imprescindibles” ante tal adversidad climática. 

El informe actualizado del organismo señala que 427 de los evacuados corresponden a Resistencia, la capital provincial; 392, a Barranqueras; 264, a Puerto Vilelas; 112, a Las Breñas; Puerto Tirol (60); Villa Angela (55); Charata (16); Fontana (15); Tres Isletas (9); y Villa Berthet (5). 

Los nueve evacuados de la localidad de Tres Islotes pertenecen a dos familias que sufrieron heridas al volarse los techos de sus viviendas, precisaron las fuentes del organismo. 

Mirá También:  El Gobierno oficializó la derogación de la norma

La provincia más afectada fue Corrientes, donde se registraron 2300 evacuados, pero el director provincial de Defensa Civil, Eulogio Márquez, le dijo a la agencia Télam que ese número bajó a 690. No obstante, reconoció que “está previsto que sigan los desbordes las próximas horas en ríos y arroyos y que entren en estado de emergencia más localidades”.

Por el desborde del río Santa Lucía, entró en emergencia por estas horas la localidad del mismo nombre y San Roque, ambas en el centro oeste provincial. En tanto, por la crecida del río Corriente, está en emergencia la localidad de Perugorría y los parajes Malvina y Malezal, en el sudoeste de la provincia, precisó Márquez. 

En Santa Fe, la cantidad de evacuados se elevó a 200, diez más que ayer, según la Secretaría de Protección Civil provincial. Las lluvias de anoche en las localidades de Florencia, El Rabón y Santa Margarita profundizaron la crisis hídrica que se desató la semana pasada con precipitaciones extraordinarias para esa zona de Santa Fe. Los departamentos más afectados son 9 de Julio, Vera y General Obligado, donde el gobierno provincial declaró la emergencia hídrica.

En Entre Ríos, donde los ríos subieron alrededor de 5 metros, se anunciaron tareas de arroyos y canales. En los dos primeros días del temporal hubo 3500 evacuados, una cifra que descendió en las últimas horas.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *