El gobernador de Santa Fe, el socialista Miguel Lifschitz, y el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, se encontraron ayer en Diagonal Sur y Bolívar a tomar un café y conversar sobre el armado de una alternativa progresista en la ciudad de Buenos Aires. La idea que manejan es que esa construcción no puede tener como eje al kirchnerismo porque tendría un techo en el electorado porteño que lo llevará a perder recurrentemente contra el macrismo, por lo que plantean una alternativa nueva. En caso de que, como se da por seguro, las elecciones porteñas se unifiquen con las nacionales, evaluaron que ese armado que llevaría a Lammens como candidato a jefe de gobierno podría ir junto a una eventual postulación presidencial del ex ministro Roberto Lavagna, algo por lo que Lifschitz viene bregando. “Eso nos puede fortalecer”, coincidieron ambos, y quedaron en seguir conversando.

Deja un comentario
Mirá También:  Marcelo D’Alessio se presenta como “un tipo que tiene una oficina y le pagan por investigar”

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *