El reconocido docente e investigador advirtió que las políticas de Cambiemos para el sistema científico y tecnológico “son de ahogamiento” y que su rasgo principal “es el ataque a los investigadores”.

“El Gobierno castiga a los científicos porque no los considera necesarios y porque le molesta el pensamiento crítico”, aseguró el reconocido investigador Alberto Kornblihtt al evaluar la gestión de Cambiemos en el Conicet, organismo dedicado a la promoción de la ciencia y la tecnología en la Argentina. Para graficar la falta de rumbo y desfinanciación advirtió que ese organismo es hoy “un barco sin timón que está subsistiendo a la muerte. Las políticas son de ahogamiento”.

El sistema de Ciencia y Tecnología viene sufriendo un ajuste desde varios flancos. Además de recortar en términos reales el presupuesto del sistema, el Gobierno redujo drásticamente el ingreso de investigadores al Conicet y, por ejemplo, el organismo acaba de anunciar que no podrá seguir sosteniendo el financiamiento de encuentros, congresos y simposios científicos.

Kornblihtt es biólogo molecular, enseña e investiga en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y fue electo por la comunidad científica para integrar el directorio del Conicet. “El rasgo principal de este gobierno es el ataque a los investigadores”, advirtió ayer, en una entrevista con Radio Cooperativa. De paso, destacó que los científicos del Conicet son “los únicos empleados estatales evaluados por jurados internacionales”.

Para Kornblihtt, miembro de la Academia Nacional de Ciencias y de la National Academy of Sciences (EE.UU.), “hay científicos que iban a volver al país y no lo van a hacer”. De la misma manera, quien planeaba dedicarse a la ciencia se ve forzado a buscar otra opción: “Los jóvenes que tienen que ingresar al sistema tienen pocas expectativas porque las becas son muy bajas”.

Mirá También:  Berazategui: un hombre quedó con muerte cerebral tras brutal paliza

En ese marco, recordó la fallida promesa formulada por Mauricio Macri durante la campaña electoral, de llegar a invertir en el área de Ciencia y Tecnología el 1,5 por ciento del PBI. Comentó, además, que el Ejecutivo en el plano discursivo “alienta la investigación aplicada” pero “sin la inversión necesaria” para posibilitarla.

La conclusión del prestigioso investigador es que a la gestión de Mauricio Macri le molesta el pensamiento crítico y viene a “desconocer” la fuerte tradición universitaria y científica de la Argentina.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *