La exdiputada y titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, aprovechó la pantalla de TV para reafirmar el objetivo de la ley de extinción de dominio, que el Gobierno aprobó por Decreto de Necesidad y Urgencia tras el rechazo del Congreso: avanzar contra “la mala praxis de los jueces federales” y contra Cristina Kirchner. «No sé si Cristina Kirchner va a ir presa, pero sé que va a terminar sin un solo peso”, sostuvo la funcionaria, mientras justificaba los alcances del decreto.

«Sólo en las diez causas más relevantes de corrupción entre 2017 y 2018, tenemos bienes embargados por más de 270 mil millones de pesos”, introdujo Alonso para justificar la ley sancionada por decreto. La enumeración continuó con los supuestos bienes millonarios y sumas de dinero que podrían ser desafectados en la causa de los cuadernos, como se conoce a la investigación por denuncias de sobornos en la obra pública durante la gestión de Cristina Kirchner.

La principal crítica contra la norma radica en que la extinción de dominio es independiente de la acción penal, por lo que determina que los bienes son de origen ilícitos antes de que exista una condena. «Si alguien no puede explicar con qué dinero compró un bien, se le va a extinguir el dominio sobre la propiedad que el acusado dice tener», reafirmó Alonso.

«En un mes tenemos el inicio del juicio contra Cristina Kirchner por la asociación ilícita de la obra pública, de 2003 a 2015. Y esto me parece importante decirlo porque los Kirchner adquirieron sus famosos hoteles en el año 2008 y como esta causa cubre ese año, son bienes a los que se les puede aplicar la extinción de dominio. Lo mismo pasa con el dinero encontrado a Florencia Kirchner, porque ese dinero proviene del bolsillo de la madre, que no es una trabajadora, es una una empleada pública que llegó al poder para saquear al Estado», se despachó la funcionaria que justificó el DNU diciendo que el Congreso no quiso aprobar la ley “porque había intereses políticos”.

Mirá También:  El fiscal Delgado explicó las razones que lo llevaron adelantar su renuncia

Alonso apuntó directamente contra la expresidenta como la principal destinataria de la ley. «No sé si Cristina Kirchner va a ir presa, pero sé que va a terminar sin un solo peso. Con esta nueva medida vamos a sortear la mala praxis de varios jueces federales para investigar el enriquecimiento ilícito», apuntó.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario