La represa contenía residuos minerales de una productora de hierro. Un dique cedió y la masa líquida arrasó casas, autos, vegetación y todo objeto que se encontró a su paso. Hubo escenas dramáticas en el rescate. Había 300 personas que trabajaban en el lugar.

Al menos siete personas murieron y 150 se hallan desaparecidas tras la rotura de un dique minero en Brumadinho, en el estado de Minas Gerais, donde hace tres años se produjo el peor desastre ambiental de Brasil. La represa contenía residuos minerales de la compañía Vale, la mayor productora mundial de hierro. El río de lodo tras el quiebre del dique arrasó viviendas, vehículos y objetos que encontró a su paso.

“Según datos confirmados por el Cuerpo de Bomberos, ya se contabilizaron siete cuerpos de víctimas mortales”, indicó anoche el gobierno de Minas Gerais, y agregó que había aún “cerca de 150 personas desaparecidas”.

El balance final podría ser mucho más elevado, dado que en el momento de la ruptura había en el lugar unos 300 funcionarios. “No sabemos cuántos fueron accidentados, porque (el lugar) quedó sepultado”, explicó el presidente de Vale, la propietaria de la mina, Fábio Schvartsman.

En un sobrevuelo en helicóptero, se podía ver varias casas, tractores y un puente soterrado bajo el lodo, así como varias viviendas completamente destruidas. Los bomberos intentaban retirar la tierra de los tractores para verificar si había personas en su interior. Por motivos de seguridad, varios accesos a la ciudad, de 39.000 habitantes, fueron cerrados.

Hasta ahora se ignora la causa del accidente. Según el presidente de Vale, la represa no era usada desde hacía tres años y había sido verificada regularmente.

Mirá También:  ANSES. CALENDARIOS DE PAGO DEL VIERNES 28 DE MAYO

El siniestro rememoró la ruptura en noviembre de 2015 de la represa de Mariana, a 125 kilómetros de distancia, que dejó 19 muertos y generó una corriente de residuos que contaminó tierras y ríos en dos estados brasileños a lo largo del río Doce. Esa represa pertenecía a Samarco, una empresa controlada por Vale y la anglo-australiana BHP Billiton.

“Es increíble: tres años y dos meses después de Mariana, otro accidente en la misma región y con las mismas características. Podemos decir que no hubo ningún avance respecto a las medidas de gobierno ni a prácticas empresariales. Y, en lugar de eso, volvemos a discutir las licencias automáticas de obras”, dijo el director de campaña de Greenpeace Brasil, Nilo D’Avila. D’Avila se refería a los planes de agilización de proyectos relacionados con el medio ambiente, impulsados por el presidente Jair Bolsonaro y su ministro de Economía, el ultraliberal Paulo Guedes.

Bolsonaro anunció la formación de un “gabinete de crisis” con ministros y autoridades de Minas Gerais. El presidente, que por la mañana regresó del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), indicó que viajará a primera hora del domingo a Minas para sobrevolar la región y evaluar “todas las medidas pertinentes y posibles destinadas a aminorar el sufrimiento de los familiares y de las posibles víctimas”.

“No quiero culpar a otros por lo que está sucediendo, pero algo se ha hecho mal a lo largo del tiempo”, dijo Bolsonaro, como si aún estuviera en campaña.

Las autoridades locales enviaron varios helicópteros para las tareas de rescate. En un video difundido por una televisión de Minas puede verse a una de las aeronaves acercándose a dos personas atrapadas por el lodo hasta la cintura.

Mirá También:  Cumbre de gobernadores radicales en Corrientes

La Bolsa de San Pablo estuvo cerrada ayer por un feriado, pero las acciones de Vale en Nueva York se derrumbaron un 10 por ciento.

La empresa Vale informó que la tragedia minera que golpeó al estado de Minas Gerais se produjo por la ruptura de un dique y no de tres, como había comunicado antes el gobierno brasileño. El ministerio de Medio Ambiente indicó que a inicios de la tarde “tres represas se rompieron en la mina Córrego do Feijao, en Brumadinho”, a 60 kilómetros de Belo Horizonte, la capital de Minas. Poco después, el presidente de Vale, Fábio Schvartsman, puntualizó en una conferencia de prensa en Rio de Janeiro que “un único dique” se rompió y que “otro desbordó”. Vale confirmó el balance oficial, a esa hora, de 200 desaparecidos. Para el gobernador de Mina Gerais hay “mínimas esperanzas” de econtrar sobrevivientes.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *