Primero golpeó en la cabeza a una joven y luego atacó más salvajemente a otra, que perdió el conocimiento y sufrió traumatismo de cráneo. Policías a bordo de un patrullero “dijeron que no era de su jurisdicción” y el hombre escapó.

Un hombre cuya identidad todavía se desconoce atacó a golpes, y sorpresivamente, a dos mujeres a metros de Parque Centenario; una de sus víctimas fue atendida en el lugar por una ambulancia del Same, pero la otra, a quien agredió minutos después y que había perdido el conocimiento por los golpes, fue trasladada al Hospital Durand. Dos policías que pasaban en patrullero por el lugar y se negaron a brindar auxilio –porque, contaron vecinos, “dijeron que no era de su jurisdicción”-fueron identificados y pasados a disponibilidad, de acuerdo con fuentes policiales. El ataque fue “totalmente sorpresivo”, contó una de las víctimas, que agregó que otra testigo, que paseaba a su perro por la vereda de enfrente, vio lo que sucedía y no intervino. “Es un cobarde que se esconde en las sombras de la noche y ataca imprevisiblemente a las mujeres”, añadió la madre de la mujer, que publicó en su cuenta de Facebook un retrato de su hija ensangrentada, poco después del episodio.

Mirá También:  IFE ANSES: Quiénes cobran esta semana

Las agresiones ocurrieron el sábado por la madrugada, cerca de la calle Río de Janeiro a la altura del Parque, y el único registro visual de lo sucedido, explicó una de las víctimas, Natalia De Magistra, fue un video que aportó un vecino del lugar. “Nos envió una grabación corta con horario de las 3.34 de la madrugada y se ve a la persona que caminaba en una calle paralela a Río de Janeiro y va muy tranquilo”, dijo la joven.

De acuerdo con fuentes policiales, poco después de las 3, un llamado al 911 alertó que un hombre “con aspecto de persona en situación de calle” atacó de un puñetazo, de repente, a una joven de 22 años en la esquina de Río de Janeiro y Díaz Vélez. Luego del puñetazo, la joven “que “vio cómo escapó y a 50 metros del lugar, en la esquina de Río de Janeiro y Aranguren, atacó de la misma manera a otro mujer”. De Magistra añadió que “la testigo que paseaba un perro por la cuadra de enfrente vio cómo este hombre nos golpeaba y luego siguió caminando. Hizo lo que quiso, no le importó nada”.

Luego, “una pareja de médicos salió a asistirla y le contamos lo sucedido a un patrullero que pasaba por ahí, pero dijeron que no era de su jurisdicción”, dijo una vecina que auxilió a De Magistra, quien había perdido el conocimiento y fue trasladada al Hospital Durand con traumatismo de cráneo.

En su cuenta de Facebook, la madre de De Magistra, Irene Busniuk, contó lo sucedido. “Natalia fue golpeada salvajemente por un desconocido, psicópata y misógino cuando retornaba de una reunión de fin de año con el equipo de trabajo y se dirigía a abordar su auto. No la robó, no la violó pero la golpeó brutalmente. La noqueó, cayó al suelo, le tiró de los cabellos porque perdió un mechón, le fracturó la segunda costilla. Quedó inconsciente, cuando despertó no entendía nada. Perdió la memoria, no sabía que tenía novio, auto, una perrita, no sabía porqué estaba así vestida y en ese lugar”, escribió la mujer, que también denunció que policías a bordo de un patrullero se negaron a auxiliar a las jóvenes o a perseguir al agresor porque, dijeron, no era su jurisdicción.

Mirá También:  La derecha se une en Uruguay

Fuentes policiales aseguraron que esos agentes fueron identificados y pasados a disponibilidad luego de que se les abriera un sumario administrativo.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *