La orden del regreso del embajador Marcelo Valle Fonrouge fue emitida poco después de sus afirmaciones sobre la causa por abuso que hizo Thelma Fardin en Managua. El presidente Daniel Ortega también llamó a su embajador.

El mundo diplomático tiene a maltraer el gobierno de Cambiemos. Mientras el reconocimiento al ilegítimo gobierno británico en Malvinas por parte del embajador en Reino Unido, Carlos Sersale, le valió una citación a la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, las desafortunadas declaraciones del embajador en Nicaragua, Marcelo Valle Fonrouge, sobre la causa judicial por violación contra el actor Juan Darthes derivaron ahora en el retorno del diplomático a Cancillería. La decisión se conoció ayer a través del Boletín Oficial donde se publicó el decreto que firman el presidente Mauricio Macri y el canciller Jorge Faurie. Fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores dejaron trascender que la vuelta a casa estaba prevista porque llevaba cinco años en el exterior, en tanto otras la relacionan con la crisis social y política en el país que preside Daniel Ortega, que el lunes había ordenado el retorno al país de su embajador en la Argentina, José Luis Villavicencio.

Mirá También:  Cayó banda de falsos policías que operaba en Berazategui y Florencia Varela

Valle Fonrouge aseguró el miércoles pasado que sería “un juez de la Argentina” el que llevaría adelante el proceso por la denuncia de la actriz Thelma Fardin contra Darthes y agregó que “si el delito reviste la seriedad correspondiente (sic) seguramente va a tener una sentencia de prisión”. “Todo el procedimiento judicial requiere que sea presentado en donde el hecho aconteció, en este caso en Managua. Una vez que se inserta el tema en la Justicia de Nicaragua el juez debe remitir a través de un exhorto judicial a un juez argentino para que inicie el proceso contra el denunciado”, sostuvo en diálogo con La 990. “Tanto el denunciante como el denunciado están en la Argentina, por lo que el juez argentino tiene que seguir el proceso desde el exhorto en el que el juez de Nicaragua se lo pide”, añadió.

La interpretación de Valle Fonrouge fue rechazada por la abogada de la denunciante, Sabrina Cantabria. “Me sorprendió que digan que la causa se va a tramitar en la Argentina, esa posibilidad no encaja en la denuncia de Thelma. Nos sorprendió la afirmación del embajador”, manifestó. “Ninguna de las partes realizó el pedido y ninguna determinación judicial lo establece. Los hechos se investigan, se juzgan y se sancionan en el país que ocurren. Fue una cosa bastante rara la declaración del embajador”, completó.

El decreto sobre el retorno de Valle Fonrouge al país no incluye los fundamentos de la decisión. Desde el gobierno informaron que el embajador debía volver porque está asignado a representaciones en el exterior hace más de cinco años (fue designado en Nicaragua en 2013). Otras fuentes lo vincularon con la situación interna de Nicaragua, que esta semana derivó en una declaración del Mercosur y sus Estados asociados por “la violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales” y una “firme condena a los graves y reiterados hechos de violencia que se vienen produciendo en Nicaragua”.

Mirá También:  Comprarlos, casi un lujo: ¿qué pasa con los huevos?

 

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *