El Tribunal de Trabajo Nº 3 de La Plata hizo lugar a la medida cautelar que presentaron los gremios contra las sanciones a quienes adhirieron a las huelgas del Frente de Unidad Docente. El fallo se suma a otro que anuló el premio por presentismo que implementó el gobierno bonaerense para desalentar las medidas de fuerza.

La Justicia bonaerense invalidó la persecución de la gestión de María Eugenia Vidal contra los directivos de escuelas que adhirieron a los paros generales convocados por el Frente de Unidad Docente. «El fallo de la Justicia confirma lo que veníamos denunciando: que el Gobierno bonaerense intentó por todos los medios disciplinarnos y vulnerar nuestros legítimos derechos», reivindicó la titular de la Federación de Educadores Bonaerense, Mirta Petrocini. El año lectivo cerró en la provincia sin que se alcanzara un acuerdo salarial con los gremios docentes, por lo que los representantes sindicales advirtieron un horizonte de conflicto para 2019.

Durante un extenso año de negociaciones, con ofertas unilaterales del gobierno bonaerense por debajo de la inflación, la decisión de la Dirección General de Escuelas, a cargo de Gabriel Sánchez Zinny, fue abrir sumarios contra los directivos o encargados de establecimientos educativos que por medidas de fuerza no abrieran las puertas de las escuelas. Los sumarios fueron rubricados imputando la falta de «no cumplimentar la apertura del edificio escolar en el horario de funcionamiento de sus turnos», desconociendo el derecho huelga.

Por eso, el Tribunal de Trabajo Nº 3 de La Plata —integrado por los jueces Carlos Gramuglia, Enrique Catani y Liliana Badi— hizo lugar a una medida cautelar presentado por el Frente de Unidad Docente y ordenó anular los sumarios. El fallo llega pocos días después de que el Suteba denunciara la realización de «sumarios masivos» contra docentes que participaron activamente de las huelgas y desde el Ejecutivo aseguraran que se había respetado «el ejercicio del derecho constitucional de huelga».

Mirá También:  En Jujuy, multaron con 10 mil pesos a manifestantes contra el cierre de escuelas

«Los sumarios son una persecución a los directores que acompañamos las medidas de fuerza. Era algo que veníamos reclamándole a la Dirección General de Escuela y nos cerraba la puerta, pero la Justicia nos dio la razón», valoró la secretaria adjunta de Suteba, María Laura Torre, y subrayó que las medidas de fuerza estaban a derecho y reclamo por salarios dignos y seguridad edilicia en las escuelas.

En ese sentido, Torre recordó el caso de la vicedirectora Sandra Calamano que murió por una explosión en la escuela N° 49 de Moreno. «Sandra no está sumariada porque perdió la vida, pero otros directivos lo están, mientras que ningún funcionario tiene un sumario abierto para responder por la vida de Sandra», apuntó la secretaria adjunta de Suteba.

El titular de Suteba, Roberto Baradel, pidió el «cumplimiento inmediato» del fallo con el que la «justicia le puso un parate a Vidal» y recordó otro fallo reciente del Poder Judicial en el que se estableció que «los cuatro mil pesos de presentismo se los tienen que pagar a todos los docentes».

Por útlimo, Baradel lamentó que Vidal no haya convocado a los docentes antes del cierre del año, cuando quedó pendiente la discusión salarial y la infraestructura y seguridad escolar, por lo que adelantó que tras las primeras asambleas a realizar en febrero el panorama para el 2019 será una continuidad del conflicto.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario