El jueves se vota la reurbanización de la villa 31-31bis. El gobierno intentará colar en la votación el proyecto que subasta los terrenos de la villa como pago a la Corporación Andina de Fomento por un préstamo tomado por Nación.

Los vecinos de la villa 31-31 bis denunciaron que un proyecto del oficialismo que se conoció la semana pasada, y que se discutirá pasado mañana junto con el proyecto de reurbanización del barrio, busca subastar las tierras para que los amigos del gobierno sigan haciendo negocios inmobiliarios. “Nosotros veniamos alertando que la urbanización que plantea el oficialismo es expulsiva, y ahora metieron esta segunda ley que abre la puerta para vender los terrenos con nosotros adentro”, dijo Héctor Guanco, integrante de la Mesa Participativa de Urbanización del Barrio Padre Mugica, quien adelantó que el jueves los vecinos marcharán a la  Legislatura para rechazar ambas leyes.

El proyecto N° 3.504 que presentó el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta es parte de un entramado que incluye la toma de deuda por parte del Estado nacional y local, la transferencia de parte de esa deuda a Ciudad y la venta de tierras públicas.

Mirá También:  Confirman procesamiento de Cristina Fernández de Kirchner por subsidios

“Para hacer el Paseo del Bajo –que vinculará la Autopista Buenos Aires-La Plata con la Autopista Ilia–, Nación tomó deuda por 400 millones de dólares con la Corporación Andina de Fomento (CAF). A su vez, Nación le pidió a Ciudad que absorbiera parte de esa deuda y se hiciera cargo de 175 millones de dólares. Para eso, mientras Ciudad toma deuda pública, Nación le transfiere 87 hectáreas de tierra, entre las que están el Barrio Carlos Mugica, el barrio Containera y el predio del Mercado de Hacienda en Mataderos, por mencionar sólo los terrenos más grandes. En el convenio entre ambos, se estipulaba que Ciudad debía susbastar esos inmuebles para pagar la deuda”, explicó Jonatan Baldiviezo, abogado urbano y titular del Observatorio del Derecho a la Cuidad.

En ese contexto, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta presentó el proyecto N° 3.504, que en su redacción originaria planteaba la subasta de todas las tierras en las que se asienta la Villa 31.

Tras algunas discusiones, los integrantes del oficialismo de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura modificaron la propuesta y exceptuaron de la subasta a los predios involucrados en la reurbanización, pero dejaron sin especificar cuáles son esos predios. Además, según señaló Facundo Peralta, integrante de la Mesa Participativa, “la modificación contempla la opción de enajenar los predios en caso de ser necesario”.

El artículo 7 del proyecto establece: “Dispónese la enajenación por parte del Poder Ejecutivo de los inmuebles individualizados en el Anexo A del Convenio referido en el artículo 6°, de conformidad con el procedimiento de venta en subasta pública establecido por la Ley N° 2.095”. El 10° establece que “el producido de la venta” de esos inmuebles serán destinados a un fondo que la misma ley crea para financiar proyectos de infraestructura, salud y educación.

Mirá También:  Las declaraciones sobre el caso Thelma del embajador en Nicaragua

Para Baldiviezo, el proyecto tiene una discrecionalidad muy fuerte para decidir qué terrenos se van a vender y cuáles no. “La norma general es vender todo, sobre eso hacen una excepción y dicen que no se venden los afectados a la integración socio-urbana, sin explicitar cuáles son, y a su vez, hacen una excepción a la excepción, y afirman que se podrán vender en caso de ser necesario. Sin tener en cuenta que en la transferencia que hace Nación a Ciudad están bien delimitadas las parcelas. Por otra parte, hay que recordar que cuando se vendió el Tiro Federal (el 20 de noviembre a la familia Werthein) la ley establecía que el 20 por ciento de la venta, unos 1.200 millones de pesos, tenían que ser destinados a la reurbanización del Barrio Carlos Mugica. Y en vez de pagarle a Nación con esos recursos se toma deuda porque el dinero no está. ¿Por qué?, porque se aprobó en la Legislatura una ley única que permitió al comprador pagar en cómodas cuotas, con lo cual la Ciudad, todos los vecinos, están financiando la compra del Tiro Federal”.

“El jueves vamos a rechazar los dos proyectos”, advirtió Guanco y recordó que los vecinos del barrio venían luchando y dando batalla contra el modelo de reurbanización del larretismo porque “es expulsivo”, y que la nueva iniciativa pretende “subastar las tierras con nosotros adentro”. “Somos más de 45 mil familias y nos preocupa que tomen esta decisión política de hacer negocios inmobiliarios con tierras que son de uso social y en contra de lo que sostiene la ley. Ninguno de los dos proyectos nos benefician”, remarcó el referente barrial.

Mirá También:  Preparan medidas con la idea de "no tirar la toalla"

Por otra parte, Peralta señaló que hace mucho tiempo los vecinos reclamaban al gobierno saber cuánto iban a pagar por las tierras en el proceso de urbanización y nunca tuvieron una respuesta. “Nunca tasaron las tierras, tiraban versiones que hablaban de unos 15 mil pesos el metro cuadrado, a pesar de que en otros asentamientos no se cobró el suelo”. “Ahora para subastarlas al mercado inmobiliario las tasaron a un precio muy bajo, 1.079 millones de pesos, lo que da unos 3.037 pesos el metro cuadrado”. Por eso, los vecinos empezaron a hacer campaña en las redes y con volantes para poder pagar la tierra a ese mismo valor.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *