Ocurrió en Mendoza. El hombre ya tenía una sentencia previa por un asesinato cometido en 2011 y se le unificaron las penas. 

Así lo resolvió en un fallo unánime el Tribunal Penal de Mendoza integrado por los jueces Rafael EscotGonzalo Guiñazú y Aníbal Crivelli. Si bien durante los alegatos había solicitado que Luque fuese condenado a prisión perpetua, el fiscal de juicio Alejandro Iturbide señaló que el veredicto es «importantísimo porque es la finalización de un proceso muy largo que obedece a la dificultad de poder comprobar un homicidio cuando no se encuentra el cadáver de la persona».

Tanto la fiscalía como la querella habían acusado a Luque por «homicidio criminis causa», es decir, matar para ocultar o lograr la impunidad de otro delito. Para el fiscal, Luque mató a Johana e hizo desaparecer su cuerpo quemándolo y enterrándolo para ocultar los abusos a los que la sometía, aunque esta maniobra fue descubierta por la hermana de la víctima, Beatriz Chacón, quien al momento del hecho estaba en pareja con él.

Deja un comentario
Mirá También:  El expediente que tiene en vilo a la Corte

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *