Nuevamente robaron y destrozaron las cabañas del vecino Sergio Aldás “Brisas de la laguna” ubicadas en la calle Barbosa 575 del barrio Escribano, por segunda vez en menos de dos meses.  Los vecinos solidarizados con el cabañero vecino, exigen más seguridad en la zona turística y hotelera de nuestra ciudad a la vez que crece la incertidumbre y el descontento vecinal con el accionar local y centro del monitoreo, cuyas cámaras no han sabido traer tranquilidad a los vecinos.

A pesar de tener rejas en su propiedad y los flamantes domos en costanera y el de Orzalí y Tucumán, es la segunda vez que con total impunidad desvalijan y destrozan las cabañas del vecino Sergio Aldás la madrugada de este Jueves, este robo y destrozo es el SEGUNDO que sufre en menos de dos meses.  La policía local tardo 40 minutos en llegar al lugar del hecho.

Reiterados fueron los pedidos de Sergio Aldás para que incluso se revisaran las cámaras del gobierno local para aclarar la situación y llevar un poco de control a posibles futuras situaciones, la negativa del gobierno local fue rotunda. La mañana de hoy (viernes 9) cerca de las once de la mañana, se encuentra con el desolador panorama. Nuevamente fue desvalijada y destrozada su propiedad.

“Me mude hace veinte años para poder estar más tranquilo, ahora estoy pensando en vender ya no quedan ganas”

Asegura Aldás quien para abaratar costos de mano de obra, realiza el mismo las refacciones y ampliaciones de su propiedad para poder continuar trabajando en la temporada.

Nos comentan los vecinos del barrio Escribano, que la paz y seguridad que se percibía hasta hace unos años atrás en la zona fue desapareciendo y que las cámaras instaladas por el gobierno local no garantizan en absoluto alguna tranquilidad extra.

Refiriéndose al cabañero Aldás, los vecinos dan fé de su esfuerzo cada día para con sus cabañas, por lo que se solidarizan con él y su familia y exigen a la Municipalidad local más seguridad y más mantenimiento en la zona, ya que acusan que los pastos de los terrenos lindantes alcanzan alturas importantes y pasan a ser inseguros, siendo ellos mismos quienes deben turnarse y cortarlos para poder tener mas visibilidad y así evitar situaciones indeseables.

Desde la redacción de Semanario Nuestra Gente nos solidarizamos con el señor Sergio Aldás y su familia, conocido vecino y querido en nuestra ciudad y nos sumamos al pedido de seguridad para nuestra ciudad. 

 

Deja un comentario
Mirá También:  Exitosa actuación de los chascomunenses en la final del Metropolitano de Karate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *