La noticia del fallecimiento de Mauricio se dio a conocer el jueves 1 de noviembre a las 18:30, y fue por parte del propio titular del Sindicato petrolero, Guillermo Pereyra quien dio la noticia en el informativo de Radio Universidad Calf. Mauricio Segura era oriundo de la ciudad de Plottier, trabajaba para la empresa Venver y sufrió un accidente en el pozo inyector en el yacimiento Octógono Fiscal de la empresa YPF, ubicado en Plaza Huincul, donde recibió el impacto de una válvula que le ocasionó, hundimiento de cráneo y múltiples hematomas que terminaron en su deceso en el Sanatorio Plaza Huincul.

Esta se convirtió en la cuarta muerte en yacimientos petroleros de Neuquén, en lo que va del año y pone en tela de juicio los acuerdos de seguridad con la que desempeñan sus tareas en los yacimientos. Pero lo que generó indignación entre los trabajadores fue la justificación del propio titular del gremio en las declaraciones a Radio Universidad, quien culpo a los trabajadores alegando que “a veces sucede que la confianza de los compañeros los lleva a meterse a trabajar en una situación de riesgo. Antes de hacer una maniobra hay que analizar los riesgos que pueden pasar.” Para sumar más argumentos en una entrevista a Radio Nacional Neuquén fue a más y culpó directamente al supervisor cuando sostuvo que “por un error de quien ordenaba la maniobra, un supervisor, que no la hizo siguiendo los procedimientos establecidos”.

Mirá También:  El Congreso de Brasil decide el futuro del presidente Michel Temer

Ni siquiera las empresas YPF o Venver llegaron a tales afirmaciones, éstas solo se limitaron a comunicar que se encontraban abiertas las investigaciones necesarias para dar con las causas de deceso. Pero la posición del Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas privado Guillermo Pereyra no sorprende, ya que le permite habilitar la discusión de un nuevo manual de Seguridad e Higiene con las empresas, convirtiéndose en vocero, una vez más de las posiciones empresariales, apuntando a la supuesta “impericia” de los trabajadores que pecan de “exceso de confianza”.

“Que los trabajadores del petróleo dejen de ser solo un numero que ayuda a que otros se llenen de millones” (Laura Nacimiento compañera del joven fallecido)

La familia de Mauricio hizo su reclamo en las redes sociales, con una carta que dio a conocer su compañera Laura Nacimiento quien solicitó ayuda por este medio y lo replicó en los medios locales, ya que nadie le da una respuesta acerca de las causas del deceso Mauricio padre de dos hijos. “No entiendo q paso. Todo el tiempo yo le decía – “cuídate amor, usa todas las cosas reglamentarias para tu seguridad” y el siempre me respondía q me quedara tranquila q usaba todo y además siempre andaba con cuatro ojos…entonces? ¿Qué paso? ¿Qué le paso a mi Mauri?”. Dando a conocer que los trabajadores emplean todos los recursos a su alcance para mantenerse con vida en las peligrosas maniobras que realizan a diario.

En el mismo escrito, Laura sostuvo que “Entiendo que trabajar como boca de pozo es peligroso, entiendo que físicamente trabajar 12 hs corridas, haciendo ese trabajo, mandando caños, enroscando, limpiando piletas, es desgastante, pero acaso no hay alguien que verifique minuciosamente sabiendo y teniendo en cuenta que es un trabajo altamente peligroso? Creo yo, que mientras más riesgos hay más controles tienen q haber.”

Por último remarcó que “Necesito una respuesta, alguien que me explique detalladamente que le paso a mi esposo, alguien que me explique el funcionamiento de cada parte de ese equipo. Cada tarea. Todo. Mauri y yo tenemos un bebe de 14 meses y además Mauri tiene un nene de 8 añitos. Destrozado por que perdió a su papa. Quiero respuestas, para explicarle el día de mañana a mí bebe porque su papa no está más. (…) Que esto se termine. Que los trabajadores del petróleo dejen de ser solo un numero q ayuda a q otros se llenen de millones ($) de números. Hay una familia atrás. Y es una vergüenza la falta de humanidad.”

La familia denuncia que nadie le da respuestas ni las empresa ni el sindicato, nadie la acompaña, y además le aseguraron cínicamente que “son cosas que pasan” minimizando todo ya que “a ellos no les cuesta nada pagar la muerte de un operario, total mañana ponen a otro en su lugar.”

100 años de petróleo y las vidas las siguen dando los trabajadores

En un colorario absurdo de lo ocurrido, debemos citar que hace pocos días atrás se cumplieron los 100 años de la explotación hidrocarburífera en Neuquén y en los cuales justamente el yacimiento el Octógono de YPF se convirtió en la vedette por estar aun en funciones luego de un siglo de extracción. El Octógono es la primera área petrolera en Neuquén, creada poco tiempo después de que Yacimientos Petrolíferos Fiscales se constituyera por Ley.

Lo que demuestra la capacidad productiva que tienen los yacimientos neuquinos como el citado, que fuera dado de baja y rehabilitado hace un par de años por las oportunidades abiertas con el uso de nuevas tecnologías. Tanta es la historia de este yacimiento que linda con los barrios periféricos del propio ejido municipal de Plaza Huincul y se encuentra dentro de la traza urbana de la ciudad.

Mientras la burocracia sindical se esmera en hacer de garantes de los intereses de las patronales y responsabiliza de las muertes a los propios trabajadores, estos saben a raíz de su desempeño cotidiano, de los esfuerzos que deben realizar para mantenerse con vida luego de las desgastantes jornadas laborales que avala el gremio con sus convenios.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *