Marcos Soria era parte del Encuentro de Organizaciones y trabajaba en una huerta. Lo mataron de un disparo en la cabeza.

El Encuentro de Organizaciones, que integra la CTEP, denunció que la Policía de la Provincia de Córdoba asesinó ayer por la mañana a Marcos Jesús Soria, un trabajador de la economía popular en el barrio Angelelli II, cuando intentaba escapar de una golpiza brutal por parte de los uniformados. Según indicaron, Soria se encontraba con otro trabajador, Oscar Campos, que fue detenido por las fuerzas de seguridad y cuyo paradero se desconoce. “Esto ya no se aguanta. ¡El Gobierno es responsable!”, aseguró el referente de la CTEP, Juan Grabois.

“A las 6.48, la Policía de la Provincia de Córdoba asesinó a Marcos Jesús Soria, de 32 años”, inicia el texto con el que el EO denunció otro caso de gatillo fácil, que se suma al fusilamiento del militante de la Organización Libres del Pueblo Rodolfo “Ronald” Orellana en el marco de un operativo de la policía bonarense en Puente 12, Villa Celina, el último jueves.

Desmintiendo la versión policial que sostiene que el joven “cayó ultimado de un disparo en la cabeza tras un intento de robo”, desde el EO indicaron que Soria, que trabajaba en la huerta “Entre todos” –una de las unidades productivas del colectivo de organizaciones– “había sido previamente golpeado de manera brutal en un descampado, en posición de rodillas, por parte de dos uniformados”. “Cuando intentaba escapar, Marcos se refugió brevemente en un corral de caballos. Al salir de allí, recibió un tiro por la espalda por parte de los mismos uniformados, señalados por lxs vecinxs de maltratar y torturar a les pibes del barrio”, describieron.

Mirá También:  Aníbal Fernández revocó en Río Turbio 417 designaciones hechas justo antes del cambio de gobierno

El cuerpo de Soria “fue retirado alrededor de las 10 de la mañana por la Policía Judicial. Es decir, en un sospechoso lapso de tres horas, tiempo suficiente como para modificar la escena del crimen”, advirtieron desde la organización. Por otro lado, agregaron que los testigos, todos vecinos del barrio Angelleli II, fueron amenazados por los uniformados y por el jefe del operativo. “Hasta el momento no hemos logrado ni siquiera acceder a los nombres de los agentes involucrados en el asesinato. Se trata de información pública, que la Unidad Judicial de Homicidio se niega a entregarnos”, sentenciaron.

Desde la Correpi sostuvieron que el asesinato de Soria se trata de “un nuevo hecho que se enmarca en la avanzada del Gobierno nacional, en connivencia con los gobiernos locales como ejecutores de su política represiva contra las organizaciones sociales, que derivó también en el fusilamiento de Rodolfo Orellana en La Matanza hace dos días”.

“Mataron a otro compañero en Córdoba. Trabajaba en una huerta del EO de Córdoba. Nunca creí en teorías conspirativas pero hace tiempo que no creo en casualidades. Esto ya no se aguanta. ¡El Gobierno es responsable!”, tuiteó Juan Grabois, referente de la CTEP, al conocer la noticia. “La gente que maneja las fuerzas de seguridad en este país combina la mentalidad autoritaria de Onganía con la incompetencia garrafal de De La Rúa. Cuando la crueldad se junta con la estupidez nace la tragedia. Andate Patricia Bullrich. Ya le hiciste demasiado daño a este país”, agregó más tarde. En tanto, el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, escribió: “En menos de una semana hay que lamentar la muerte de dos compañeros por obra de las fuerzas de seguridad”. Las dos organizaciones, junto a la Corriente Clasista Combativa (CCC), el Frente Popular Darío Santillán y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) convocaron para el próximo lunes a las 11 a una marcha desde Avenida de Mayo y 9 de Julio hacia las Casas de la Provincia de Buenos Aires y de Córdoba “para exigir justicia por Rodolfo Orellana y Marcos Soria”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *