ESCUELAS RURALES DE CHASCOMUS

La educación en nuestro partido siempre ha sido de una preocupación constante para quienes ocuparon los cargos municipales. Chascomús ha tenido desde su fundación mucho interés que la educación fuera de mayor envergadura, habiéndose iniciado su historia desde los tiempos del Fuerte y que se incrementó en 1816 con la creación de su primera escuela por la inquietud de un grupo de padres en dar sus primeras letras a sus hijos varones, pues quedaba a las madres educar a sus hijas, idea de muy dudoso resultado hasta que en 1826 el presidente Rivadavia crea las tres primeras escuelas de niñas y Chascomús tiene el honor de recibir una de ellas. Esa distinción no hizo más que incrementar la educación en la zona sur del país que a partir del medio siglo cuando llegaron el ferrocarril y los inmigrantes se vio incrementada por academias y escuelas particulares de profesores de inglés, francés, y otras actividades que los inmigrantes aportaron.

Las autoridades municipales fueron tomando conciencia de la necesidad de crear escuelas rurales y fue así como comenzaron las escuelas rurales en parajes alejados del pueblo. Para ese entonces nuevos parajes vecinos a las estaciones de trenes dieron lugar a las escuelas fue así como Don Cipriano, Giribone, Pessagno, Adela, Monasterio y Lezama fueron lugares donde las escuelas rurales completaron un centro que agrupó a muchos vecinos que recibieron educación y negocios comerciales a sus actividades rurales.

Es imprescindible recalcar que en la mayoría de los casos las escuelas rurales recibían a sus maestras y maestros los días lunes y quedaban a compartir sus días y noches también con alumnos de la zona alejados de su vivienda propia, ese es un ejemplar motivo para hacerles su reconocimiento que recibieron siempre que se las reconoció como factor de progreso rural y en una frase se resume tal idea: LAS PALABRAS MAESTRA RURAL son parte del corazón de todos los chascomunenses.
En estas líneas hacemos un homenaje a un maestro de la educación rural que fue Dn. Federico Gándara que va también a todos los maestros rurales a través de su Asociación Escuelas Colonia Argentina supo enseñar algo más que las primeras letras: logró que muchos muchachos recibieran la posibilidad de un nuevo camino para sus vidas que él personalmente se encargó, acompañado por su incansable esposa de brindar apoyo e instrucción para lograr hacer de ellos ciudadanos de bien. Trabajo incansablemente, puso su patrimonio al servicio de sus alumnos y les marcó un destino que resumió en estos conceptos: «SEGUID EL CURSO DEL ARADO Y LLEGAREIS A LA PATRIA DEL SOL».
En la actualidad en la escuela Rural de Gándara, siguen los alumnos rindiendo homenaje a este PATRIARCA DE LAS EDUCACION RURAL DE CHASCOMUS.

Mirá También:  SE CAPACITA EQUIPO DE ENFERMERÍA PARA LA FUTURA SALA DE PEDIATRÍA Y MATERNIDAD 

HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *