Desde hace mas de 14 años trabajo en esta fábrica y además fuí elegido por mis compañeros como Secretario de Actas y Prensa del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA). Este juicio que la empresa me inició para despedirme comenzó en el marco de 200 despidos ante una lucha salarial de los trabajadores en el 2008.

A comienzos de ese año, los obreros del Neumático estábamos reclamando por paritarias y por el convenio colectivo de trabajo. En ese marco FATE inició juicios de desafuero a delegados de sector y realizó denuncias penales contra 3 miembros de la Comisión ejecutiva de la Seccional San Fernando del SUTNA y contra mí. Además despidió a 80 trabajadores por haber participado de un paro. Los trabajadores en ese momento denunciamos ante la secretaría de Derechos Humanos que la planta de Victoria estuvo varios meses “militarizada”, con presencia policial que perseguía y filmaba a los obreros. El conflicto terminó con 200 despidos de todas las empresas del gremio.

Yo fui uno de los delegados a los que la empresa denunció por hacer asambleas en mi sector, por haber detenido dos máquinas que estaban funcionando sin sistema de seguridad y haber participado de medidas de acción directa en el depósito. Parece una paradoja que un delegado sea acusado por hacer lo que debe hacer.

La empresa también me acusó de entrar a la fábrica en forma «clandestina» junto a miembros de la comisión ejecutiva. Todos fuimos detenidos y el Tribunal de Trabajo 1 de San Isidro me quitó los fueros porque consideró “verosímiles las razones esgrimidas por la empresa para solicitar la exclusión de la garantía sindical”.

Este próximo martes 27 de noviembre ante ese mismo Tribunal se realizará una audiencia sobre esta causa, en la que las Cortes Supremas de la provincia de Bs As y de Nación fallaron a mi favor en 2016 y 2017.

Mirá También:  La Plata: buscan intensamente al joven desaparecido tras el triple crimen

FATE: Su dueño, Javier Madanes persigue la organización de los trabajadores

Esta empresa tiene como práctica sistemática iniciar juicios de desafuero a delegados y representantes gremiales. En lo que va de este año ha iniciado nuevos juicios contra la Seccional San Fernando del SUTNA, contra Ariel Godoy que es miembro de la Comisión Directiva, contra Jose Orellano, delegado de sector y un nuevo juicio contra Victor Ottoboni. Todos a causa de un conflicto que surgió por el aplastamiento que sufrió el trabajador Javier Bertolotti, por una maquina. Hecho que conmociono a todos los trabajadores, ya que estuvo en grave riesgo su vida.

Madanes Quintanilla, es el dueño de Fate. Esta es la única empresa de neumáticos de capitales argentinos, con ventas superiores a los US$ 300 millones cada 12 meses. También propietario de Aluar, la única productora primaria de aluminio en todo el país, que según su balance del año 2017 facturó alrededor de US$ 900 millones.

En conjunto, estas empresas que constituyen el Grupo Madanes, realizan ventas superiores a los US$ 1.200 millones por ejercicio. Parece que no le va nada mal, sin embargo además de ser experto en ganar millones, somete a los trabajadores a terribles condiciones de trabajo y los «accidentes» son algo permanente.

El caso Ottoboni: fin de una jurisprudencia menemista

De esta manera comenzaba el título de la nota, en la que mi abogado, integrante del Ce.Pro.Dh Edgardo Moyano, explicaba como este caso había logrado cambiar después de 27 años la Suprema Corte Bonaerense cambia su doctrina legal y anula una sentencia de desafuero de un representante gremial.

Te puede interesar: Caso Ottoboni: fin de una jurisprudencia menemista

Como expresa en la nota mencionada: «Luego de una fuerte campaña impulsada por los trabajadores de Fate y el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos a la que adhirieron importantes personalidades, luchadores por los derechos humanos y juristas como Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nóbel de la Paz, Nora Cortiñas Elia Espen y Mirta Baravalle Madres de Plaza de Mayo (LF), Beinusz Szmukler Presidente del Consejo Consultivo Continental de la Asociación Americana de Juristas, Aldo Echegoyen Obispo Metodista, Roberto Gargarella Profesor Titular en Derecho Constitucional UBA, Eduardo Barcesat, Profesor Titular Consulto UBA y UPMPM, Osvaldo Bayer, escritor, Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de la Zona Norte, muchos de los cuales se presentaron formalmente en el expediente como Amicus Curiae, actores como Leonardo Sbaraglia y Boy Olmi entre muchos otros, el Caso Ottoboni llego a la Corte Nacional que en agosto de 2015 ordenó a la Corte Bonaerense dictar un nuevo pronunciamiento sobre el caso Ottoboni porque se había afectado el derecho a la libertad sindical del dirigente gremial».

Y explicó que: «Finalmente con fecha 20 de diciembre del 2017, luego de la salvaje represión por el tratamiento de la rebaja de las jubilaciones en Congreso, la Corte Provincial emitió este Fallo que abandona su nefasta doctrina legal y anula la sentencia de desafuero de Víctor Ottoboni para que se dicte una nueva donde los derechos a la libertad sindical de Ottoboni y de los trabajadores del neumático sean respetados. Como denunciamos desde la defensa de Ottoboni, hasta un genocida como Videla tenía derecho de apelar su sentencia pero los trabajadores no, una gravísima violación al derecho constitucional de defensa en juicio», señaló Moyano.

Es que hasta ese momento los Tribunales de primera instancia de la provincia desaforaban dirigentes gremiales permitiéndoles a las empresas que nos despidan y sancionen fácilmente sin que tengamos el más mínimo derecho a apelar.

A su vez ese criterio establecía que las empresas no necesitaban probar los hechos por los que quería desaforar al representante gremial ni la legitimidad de la sanción que querían aplicar, sino que alcanzaba con que las empresas demostraran la “verosimilitid” de esos hechos, es decir, demostrar que esos hechos “aparentemente” podrían haber ocurrido, sin que sea necesario que el juez se pronuncie sobre la validez legal de la sanción que la empresa quería aplicar, esa valoración (si la medida aplicada era legal o no) quedaba para un hipotético segundo juicio que iniciara el trabajador ya desaforado.

La Corte Suprema de la Pcia de Bs As nos dió la razón

La Corte Provincial emitió el 20 de diciembre del año pasado un fallo que cambia su doctrina legal y anula mi sentencia de desafuero para que se dicte una nueva donde los derechos a la libertad sindical de los trabajadores sean respetados. Este fallo se emitió mientras miles nos movilizamos contra la reforma previsional siendo brutalmente reprimidos, movilización que logró frenar la reforma laboral.

Este fallo es un triunfo importante para todos los trabajadores, ya que como explicó Edgardo Moyano: «Consiguió tirar abajo una nefasta doctrina inconstitucional y antiobrera que ha perjudicado a miles de trabajadores que se oponían a los ataques, privatizaciones y despidos en los 90 e incluso hasta estos días, permitiendo a las empresas deshacerse de los dirigentes sindicales combativos. Un logro que conquista más derechos para los trabajadores, como poder apelar una sentencia adversa, más tiempo para la organización de los trabajadores para enfrentar ataques y que las empresas tengan que demostrar y probar los hechos que imputan y la legalidad de las medidas que pretende aplicar».

La audiencia del próximo martes se realizará a días del G 20 que se realizará en Argentina. De éste participarán los responsables del ajuste brutal en Argentina y otros países, que condena a la miseria a millones de personas.

Es necesario que nos acompañañen en esta pelea por organizarnos para pelear por mejores condiciones de trabajo, por la libertad sindical y por todos nuestros derechos.

La audiencia será a las 8:30 hs. en el Tribunal del Trabajo Nro 1 de San Isidro está ubicado en. Ituzaingó 340, San Isidro.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *