La empresa Autopistas del Sol (Ausol), concesionaria del Acceso Norte a la Ciudad de Buenos Aires y de la avenida General Paz, obtuvo una ganancia superior a los 16 mil millones de pesos entre enero y septiembre de este año, según comunicó la firma a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Las ganancias del período prácticamente equivalen al patrimonio neto de la empresa y contrastan notablemente con el derrumbe generalizado de la actividad económica e incluso con la baja de la actividad de los peajes, por menor uso del auto ante el encarecimiento de la nafta y de la propia tarifa de las cabinas de peaje. La clave de la ganancia no está en la productividad de la empresa sino que los fabulosos resultados se explican por las subas de los peajes y por los efectos del acuerdo de renegociación del contrato de concesión hasta 2030 entre Ausol y el Gobierno nacional.

El Grupo Socma, de la familia Macri, vendió su participación en Ausol a mediados del año pasado, después de haber aumentado el peaje máximo de 20 a 50 pesos. En julio, el Gobierno reconoció al grupo español Abertis (controlante de Ausa) la deuda que le reclamaba al Estado por 1100 millones de dólares y sin llamar a una nueva licitación le extendió la concesión hasta 2030 o hasta que se cobre la deuda. El reclamo de la firma se remontaba hasta 2002, a la salida de la convertibilidad. La renegociación de julio se concretó mediante un decreto con la firma del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y de la vicepresidenta Gabriela Michetti. Macri se excusó de firmarla. En estos días, las acciones de Ausol registraron fuertes subas en la Bolsa.

Deja un comentario
Mirá También:  Se desarrolla en el CCK el coloquio "El futuro de la edición"

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *