Las detenciones se produjeron ayer, luego de que la Cámara de Casación rechazara un recurso para dejar sin efecto las condenas del juicio oral. El ex secretario de Transporte, el empresario y el motorman se presentaron en los tribunales y quedaron presos.

El ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi se presentó en los tribunales federales de Comodoro Py, donde quedó detenido por orden del Tribunal Oral 2 del fuero, en relación con la causa por la tragedia ferroviaria de Once, ocurrida en febrero de 2012, donde murieron 51 personas. Lo mismo hicieron el ex dueño de la concesionaria TBA, Claudio Cirigliano, y el maquinista Marcos Córdoba, que conducía el tren el día del accidente. El Tribunal 2 dispuso los arrestos por solicitud del fiscal Juan García Elorrio, luego de que la Sala III de la Cámara de Casación rechazara los recursos extraordinarios planteados por los tres para dejar sin efectos las condenas recibidas durante el juicio oral.

En ese proceso, Schiavi fue condenado a ocho años de cárcel, pero Casación redujo la pena a cinco años y seis meses: Cirigliano a nueve años, reducidos ahora a siete años, mientras que la sanción contra Córdoba quedó en tres años y tres meses, 90 días menos de la condena que la había aplicado el Tribunal Oral 2. Ayer por la mañana se formuló el pedido de detención y horas después, los imputados se presentaron en forma espontánea en los tribunales de Retiro. El primero en llegar a la sede judicial fue Córdoba, luego lo hizo Cirigliano y finalmente, cerca del mediodía, se hizo presente Schiavi. En forma casi simultánea con la llegada a los tribunales de los tres condenados, se presentaron en Comodoro Py varios ex directivos de TBA, exconcesionaria de la línea Sarmiento, quienes pidieron que se les dicte la prisión domiciliaria, alegando cuestiones relacionadas con la edad y con algunos problemas de salud. El propio Claudio Cirigliano planteó la posibilidad de obtener ese beneficio, junto con Oscar Gariboglio (condenado a tres años), Jorge Alvarez (cuatro años), Jorge Álvarez (cuatro años), Antonio Suárez (cinco años), Laura Ballesteros (cuatro), Francisco Pafumi (cuatro) y Guillermo D’Abegnino (cuatro).

Mirá También:  Los radicales insisten con las PASO

Casación rechazó el jueves el recurso de apelación a la Corte Suprema, decisión que también involucra a Ricaro Jaime, quien se encuentra detenido por otras causas, y a otros 16 condenados en el mismo juicio, todos ellos ex directivos de TBA. A pesar de que los acusados aún tienen la posibilidad un último recurso, el camino está cada vez más cerca de la cárcel. Estas decisiones se conocieron a pocos días de la sentencia que se dictó contra el ex ministro de Planificación y contra Gustavo Simeonoff, donde se los acusa de estrago culposo agravado por el accidente que le costó la vida a 51 personas y provocó unos 700 heridos.

En mayo Casación había confirmado la culpabilidad de 21 de los 28 imputados en el primer juicio y modificó en algunos casos el monto de las penas y en otros las dejó sin efecto. Jaime sufrió una elevación de seis a siete años de prisión, que por otras condenas previas en otros expedientes se redujo a una pena única de ocho años de cárcel. El ex secretario de Transporte está detenido desde abril de 2016. En el caso de Jaime, para agravar la condena se tuvo en cuenta el agravante por el delito de estrago culposo que no había sido tomado en cuenta en el juicio. En otros casos, como los de Schiavi y Cirigliano, ahora detenidos, se disminuyeron las penas originales por razones de “razonabilidad y proporcionalidad”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *