Desde la Dirección de Atención Primaria de la Salud y Medicina Preventiva dependiente de la Secretaría de Salud, te brindamos algunas recomendaciones para disminuir la incidencia de las enfermedades alérgicas.

Con la llegada de la primavera, los alérgicos al polen manifiestan diversos síntomas, tales como la rinitis alérgica es el más frecuente, congestión nasal, el lagrimeo, el picor nasal, la tos o la dificultad para respirar pueden llegar a condicionar la vida del alérgico, puesto que, es el periodo cuando muchas plantas producen polen, una sustancia que tiene un aspecto de polvo amarillento, que cuando se dispersa se vuelve prácticamente invisible.

Para disminuir las alergias es importante:
* Consultar a tu médico antes de que se inicie la temporada polínica para comenzar un tratamiento preventivo precoz.
* Ventilar la casa en la mañana, manteniendo cerradas las ventanas por la tarde.
* Circular con las ventanillas del auto cerradas.
* En caso de estar mucho rato al aire libre, ducharse a fin de eliminar el polen que queda impregnado en la piel, ropa y pelo.
* Evitar salir a caminar en la mañana, cuando hay más liberación de pólenes.
* Usar anteojos de sol para evitar la conjuntivitis alérgica si se camina a diario por avenidas con plátanos orientales.
* Evitar la cercanía o el contacto con el pasto recién cortado, en caso de alergia a éste.
* Evitar objetos que acumulen polvo en dormitorio.

Deja un comentario
Mirá También:  En La Plata, para el nivel inicial apenas hay lugar para el 50% de los chicos

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *