El Frente de Unidad Docente Bonaerense rechazó la nueva oferta del gobierno de Vidal y pidió que se incluya una cláusula gatillo. “No vamos a permitir que a la paritaria docente la conviertan en una oficina de notificaciones”, indicaron.

Tras el fracaso de la reunión paritaria del jueves, el Frente de Unidad Docente Bonaerense denunció ayer la “actitud autoritaria” del gobierno de María Eugenia Vidal por “querer imponer una pauta salarial a la baja sin abrirse a ningún tipo de negociación”. Los gremios exigen que la propuesta contemple la cláusula gatillo para poder hacer frente a la pérdida de poder adquisitivo por inflación.

En un comunicado, el frente que nuclea a los sindicatos docentes bonaerenses AMET, FEB, Sadop, Suteba y Udocba aseguró que “el Gobierno se negó sistemáticamente a considerar el planteo del FUDB y a entablar negociaciones, sabiendo que si la propuesta hubiera contemplado los términos planteados por el Frente, se hubiera puesto a consulta de la docencia”. En ese sentido, ante a la oferta paritaria de las autoridades provinciales de un 30 por ciento más 1,7 en concepto de materiales didácticos y una revisión en diciembre, ratificaron que el incremento salarial debe ser del 24,3 por ciento en agosto y el 31 por ciento en septiembre, más una cláusula “que garantice, de aquí a fin de año, que los salarios de los Docentes activos y Jubilados no pierdan frente a la inflación”.

Mirá También:  La desfachatez de Pablo Suárez, un artista "antisistema", llega al Malba

Con respecto a lo que sucedió el jueves por la tarde en el Ministerio de Economía provincial, cuando los docentes solicitaron pasar a un cuarto intermedio que fue rechazado por los funcionarios, la presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, manifestó que “fue la vez que más cerca estuvimos de llevar la propuesta a consulta de los docentes, pero el gobierno no quiso recibir nuestra contrapropuesta porque es evidente que no tienen intenciones de negociar, sino sólo de imponer”. En ese sentido, explicó que el pedido docente era que el 11 por ciento que el gobierno estableció para octubre lo adelantaran a septiembre y que se estableciera la cláusula gatillo automática. “Dejaron pasar una gran oportunidad de resolver el conflicto”, sostuvo la dirigente.

Del otro lado, el director general de Escuelas bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny consideró que “no es clara” la propuesta de los sindicatos y, con respecto a la cláusula gatillo –el elemento clave en la discusión salarial–, sostuvo que “en este momento no es posible aplicarla”. “Buscamos que los docentes mantengan su poder adquisitivo”, indicó el funcionario, al tiempo que insistió en que “es imposible dejar a los chicos sin ir al colegio”. En tanto, el ministro de Asuntos Públicos provincial, Federico Suárez, opinó que la oferta oficial “es una buena paritaria” y lanzó: “Hay que ver en el contexto argentino cuántos son los gremios que han acordado una paritaria de 30 por ciento”.

“No vamos a permitir que a la paritaria docente la conviertan en una ‘oficina de notificaciones del Gobierno Provincial’”, sentenciaron desde el Frente de Unidad Docente. Además, adelantaron que el próximo martes brindarán una conferencia de prensa, donde estarán representados los docentes, auxiliares de la educación, médicos, judiciales y estatales para “anunciar acciones conjuntas ante la intransigencia del Gobierno” de Vidal.

Mirá También:  La cotización del dólar cerró en 39,94 pesos, la tasa de interés está altísima y el BCRA sigue perdiendo reservas

En el contexto del paro nacional docente y la movilización al Congreso convocados por la Ctera para el día en que se vote en Diputados el Presupuesto 2019, los gremios que integran el FUDB –tal como advirtieron durante la previa a la reunión paritaria– profundizarán en los próximos días su plan de lucha y las medidas de fuerza. “El único que está enamorado del conflicto es el gobierno”, aseguraron.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *