El busto, que se remonta a la dinastía Aqueménida y tiene unos 2.500 años de antigüedad, permanecerá expuesto al público durante doce días y luego devuelto a Persépolis.

La pieza -la cabeza del soldado y su lanza- fue hallada hace 90 años, y una década más tarde. sacada de contrabando de Irán, según el jefe de la Organización de Patrimonio Cultural, Artesanía y Turismo iraní, Aliasghar Munesan, indicó la agencia Efe.

Munesan explicó que el bajorrelieve iba a ser subastado en Nueva York en octubre de 2017, pero el Ministerio de Exteriores de Irán y la embajada iraní ante Naciones Unidas impidieron su venta.

Irán denunció el caso ante un tribunal de Nueva York, que ordenó el pasado julio la devolución de la pieza de piedra caliza al país.

El bajorrelieve fue entregado a funcionarios iraníes en septiembre durante la visita del presidente iraní, Hasan Rohaní, a Nueva York para participar en la 73 Asamblea General de las Naciones Unidas.

La pieza forma parte de una larga fila de soldados tallados en una balaustrada del edificio central de Persépolis, capital del Imperio Aqueménida (550-330 a.C), cuyas ruinas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1979.

Deja un comentario
Mirá También:  UNGS: que la marea verde y naranja inunde la asamblea interclaustro

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *