La víctima fue hallada en su domicilio con un «fierrazo»  en la cabeza.

La víctima, que fue encontrada por su pareja, estaba tendida en el piso, con un golpe en el cránea y envuelta en una sábana.

Si bien en un principio la esposa de la víctima simuló, ante los pesquisas, que se habría tratado de un robo seguido de muerte. A los pocos minutos se descubrió que habría confesado el crimen al dueño de la remisería donde trabaja: «A vos no te puedo mentir, maté a Mariel«.

El hecho, que se produjo en una vivienda de la calle Leopardi al 200, en el barrio porteño de Villa Luro, está a cargo de los efectivos policiales de la Comuna 10c.

Deja un comentario
Mirá También:  Volvió a subir el dólar y se ubica otra vez arriba de los 28 pesos

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *