Personal policial allanó un domicilio en el barrio santiagueño Tradición y allí secuestró estupefacientes, una balanza y otros elementos para fraccionamiento. Además, detuvo a dos personas.

Todos los integrantes de una familia quedaron en evidencia en el barrio Tradición de la ciudad de Santiago del Estero, acusados de montar un «kiosco» de drogas en su propio hogar.

El golpe fue refrendado por el juez de Control y Garantías, Fernando Paradelo, y asignado a personal de la División Drogas Peligrosas.

Los policías «pegaron» el gran golpe en una vivienda de calle Benicio Díaz, lugar señalado como el centro de venta de drogas.

Con el respaldo de testigos, Drogas Peligrosas ingresó a la casa e identificó a todos los presentes: había un hombre de 62 años y cuatro mujeres jóvenes.

De inmediato, se requisó y secuestró 94 envoltorios de nailon color negro, con una sustancia vegetal pardo verdosa, que a la prueba de narco test derivó en la presencia de msrihusns con un pesaje total de 254 grs.

Las pruebas

Además, secuestraron $10.340, una licuadora, seis celulares, elementos de corte y fraccionamiento y varios recortes de nailon.

Por disposición de la fiscal, Aída Farrán Serlé, dos sujetos, de 62 y 18 años, quedaron aprehendidos.

No es todo. La policía salió tras un automóvil, que minutos antes se detuvo en la casa. En él se movilizaban cuatro individuos que habían comprado «bagullos», según informa el sitio elliberal.com.ar.

Uno de ellos descendió y a los pocos minutos regresó al vehículo. La policía los interceptó en avenida Aguirre. En la requisa, les incautó marihuana fraccionada.

Mirá También:  A una semana del inicio de clases, nueva reunión paritaria

En consecuencia, los demorados fueron identificados. Sus edades oscilaban entre 14 y 23 años y procedían del Almirante Brown.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *